jueves. 29.02.2024

Hoy día resulta imprescindible sacar la máxima rentabilidad al dinero en un momento en el que tener este dinero parado incluso supone una pérdida de riqueza. Aunque los bancos están empezando a remunerar los depósitos o algunas cuentas de forma tímida, la rentabilidad de estos productos es ridícula en comparación al pasado e incluso su seguridad no compensa.

Por lo tanto, se impone la necesidad de invertir este dinero para que resulte rentable de verdad. La gran cuestión es saber donde, como y cuando hay que usarlo. El abanico de productos y alternativas es enorme y el grado de riesgo varía de forma notable de unos a otros. Así pues se impone evitar la improvisación y apostar por buenas estrategias de inversión

Lo más importante es que de entre estas estrategias, puedas elegir aquella que mejor se adapte a tu perfil como inversionista y finalmente podrás comenzar a invertir tu dinero de manera inteligente. Es decir, podrás tomar decisiones financieras con información, criterio y análisis, lo cual es fundamental para que el dinero comience a trabajar para ti y logres construir tu patrimonio.

Para empezar tendríamos que definir que son las estrategias de inversión que entendemos como un conjunto de procesos que te permiten crear una cartera de valores o inversiones. En palabras más sencillas, son criterios que te ayudarán a elegir los mejores activos financieros (de renta fija o variable), en los que podrás invertir tu dinero con éxito.

Cabe destacar que la mayoría de las personas que quieren invertir su dinero, y no poseen conocimientos financieros, se apoyan en los fondos de inversión para gestionar su dinero con eficiencia.

Una estrategia puede pasar por la compra de acciones. Invertir en el mercado bursátil representa una de las estrategias de inversión más antiguas y efectivas. En resumidas cuentas, consisten en comprar acciones en la bolsa de valores que te permitan incrementar tu patrimonio significativamente. En estos casos, lo aconsejable es recurrir a un bróker certificado.

También se pueden comprar acciones a través de plataformas digitales de trading, o de la manera más segura o convencional: mediante fondos de inversión.

Los fondos de inversión son productos gestionados por expertos financieros que ayudan a los inversionistas menos experimentados a sacarle el máximo provecho a su dinero.

Hay que tener en cuenta que como estrategia a largo plazo la inversión en bolsa puede ser muy atractiva. Históricamente, el rendimiento anual de estas inversiones en bolsa son en promedio del 6-7%, sin embargo, no hay ninguna garantía al respecto.

Otra posibilidad  es invertir en valor, o en las carteras de Value Investing, ya que según muchos expertos es una de las mejores formas de aumentar tu patrimonio en el futuro inmediato. Este mecanismo consiste en realizar inversiones en valores que suelen ser infravalorados por el mercado, con el propósito de obtener un gran rendimiento.

Las inversiones en trading se han convertido en una opción muy atractiva en los últimos años porque ofrecen rentabilidades en el corto plazo. Por contra, precisan de dedicación, experiencia y pericia, ya que los riesgos pueden ser muy elevados.

En este punto, el mejor consejo que podemos darte es que no realices este tipo de inversiones si no conoces bien el mercado, porque es muy probable que los resultados de tus acciones sean desfavorables.

El trading está basado en el establecimiento de un intervalo de precios, en función de una acción y un tiempo determinado. Hoy en día genera retornos sustanciales, siempre y cuando realices inversiones cuando dicho precio esté en su umbral inferior, o vendas cuando ocupe su umbral superior. Existen varios tipos de trading que dependen del tiempo de negociación, es decir, según el lapso de tiempo que duran tus inversiones.

Suena más extraño para la mayoría de los ciudadanos, pero el Forex es otra estrategia novedosa. El Forex se refiere al trading de divisas y atiende a un mercado globalizado que comprende a todas las divisas operativas en el mundo. Estas estrategias de inversión se caracterizan por la realización de operaciones completamente descentralizadas y variadas.

Si aprendes a predecir el comportamiento del mercado de divisas, al igual que las posiciones de apertura o cierre en solo un par de segundos, entonces llevarás la delantera.

Una de las estrategias de inversión con mayor riesgo es lo que se conoce como Contrarian Investing o Inversión Contraria, ya que implica poner el dinero en aquellas empresas, acciones o compañías, que han sido castigadas en el mercado. La práctica consiste en esperar que la empresa recuperar su valor real y después vender. Si bien reporta muchos beneficios, esta estrategia también implica un elevado riesgo y no es matemática.

No es muy común y está reservado a inversores con un cierto potencial, pero la inversión en pequeñas empresas con potencial de futuro para hacerlas crecer es otra manera de rentabilizar el dinero.

Por su parte, las empresas pequeñas suelen ofrecer mejores rentabilidades, por tamaño de capital de mercado. Ten en cuenta que la necesidad de las pequeñas compañías de conseguir capital tiende a traducirse en ganancias para los inversionistas.

Como escoger una estrategia de inversión para tu dinero