lunes. 15.08.2022

El Grupo BBVA obtuvo un beneficio atribuido de 808 millones de euros en España entre enero y junio de 2022, un 11,5% más que un año atrás, favorecido por la actividad comercial, la mejora de la eficiencia y los menores saneamientos que realizó.
 

En un hecho relevante remitido este viernes a la CNMV, la entidad explica que esa cifra incluye los 201 millones de euros correspondientes a la compra de oficinas a Merlin, sin los que el beneficio habría sido de 1.010 millones de euros.
 

Asimismo, esos 808 millones representan algo más de una cuarta parte (un 26,4%) del beneficio atribuido global obtenido por el Grupo en todas las geografías y actividades que realiza, lideradas como es habitual por la filial mexicana, que ganó 1.821 millones en el semestre.

En España, la actividad crediticia creció un 3 en los últimos doce meses, hasta alcanzar los 173.268 millones, gracias al crecimiento de los segmentos más rentables: grandes y medianas empresas, junto a los préstamos al consumo y tarjetas.
 

La morosidad del crédito se situó en el 4%, mejor que el 4,2% anterior, en tanto que la cobertura que protege a esta cartera en caso de insolvencias se redujo en un punto y quedó en el 61 %.
 

De esta forma, explica la entidad, el coste de riesgo continuó en niveles mejores de lo esperado, y se situó en el 0,2% en el acumulado del semestre.
 

Los recursos de clientes crecieron un 3% interanual, gracias al crecimiento de los depósitos a la vista (+10,3%), que compensó el descenso de los depósitos a plazo (-30,8%) y los recursos fuera de balance (-2,4%).
 

El margen de intereses registró un ligero incremento interanual del 0,1% resultado principalmente del mayor rendimiento de las carteras.
 

El incremento se notó más en el segundo trimestre estanco, cuando creció un 5,2%, principalmente por el mayor rendimiento de la inversión, que refleja un entorno de tipos más favorable.
 

Las comisiones crecieron un 4,6% interanual y sumaron 1.110 millones, principalmente por una mayor contribución de las asociadas a servicios bancarios y, en menor medida, de los ingresos por seguros.
 

El resultado de operaciones financieras (ROF) mejoró un 11,2%, hasta los 288 millones, en parte por la mayor contribución del área de Mercados Globales.
 

Sin embargo, la línea de otros ingresos y cargas de explotación compara negativamente con el primer semestre del año anterior, con 92 millones frente a 46, debido a la mayor aportación al Fondo Único de Reestructuración europeo (FUR).
 

Los gastos de explotación se redujeron un 4,8 % en términos interanuales, sobre todo por los menores gastos de personal tras la reducción de la plantilla, lo que condujo a un margen neto de 1.635 millones, casi un 7% superior al de junio de 2021.

Como consecuencia, el ratio de eficiencia de la filial mejoró hasta el 46,7% desde el 49,6% registrado a cierre de junio de 2021.

BBVA gana 808 millones en España, un 11,5 % más
Comentarios