domingo. 29.01.2023

El futuro de nuestra economía particular se fundamenta casi siempre en las medidas que adoptamos en el presente. Saber como y donde meter nuestro dinero es la clave para hacerlo rentable y más en un entorno de inestabilidad en el que los depósitos bancarios no son un producto demasiado atractivo ya a causa de su bajísima rentabilidad

Pero claro, echarse a buscar un producto en el que invertir no es algo que deba tomarse a la ligera. Entrar en los mercados ni que sea de forma testimonial requiere amplios conocimientos y también experiencia. Por ello, en la mayoría de los casos el mejor vehículo para canalizar el ahorro son los fondos de inversión. Además siempre es importante contar con un asesoramiento especializado como el que puede aportar la plataforma Ttrading Day comentarios y opiniones

Estos fondos están dirigidos por entidades especializadas en gestionar carteras de inversión. Estos fondos son instituciones de inversión colectiva que invierten el patrimonio de un grupo de personas en diferentes activos financieros, con el objetivo de obtener una rentabilidad.

Encontraremos en el mercado multitud de fondos diferentes con condiciones, funcionamientos y riesgos diversos. Hoy hablaremos de los denominados como fondos cotizados o ETF, como se conocen por las siglas en inglés de Exchange Traded Funds. Se trata de instrumentos que estan a medio camino entre los tradicionales fondos de inversión y las acciones. Se benefician de las ventajas de ambos ya que por un lado tenemos una cartera diversificada que permite reducir riesgos y por otra una maniobrabilidad y rapidez perfectas ya que pueden comprarse y venderse en bolsa como si fueran acciones de una empresa.

Es importante diferenciar entre los fondos de gestión activa y pasiva. La gestión activa busca una rentabilidad superior al mercado en el que opera el fondo, es decir, busca batir a su índice de referencia realizando movimientos financieros de compra-venta que le permitan anticiparse a los movimientos del mercado.

La gestión pasiva, implica menos actividad por parte del gestor, al ser una gestión más simple. El inversor se encomienda a una inversión inicial en activos financieros que mantendrá en cartera durante un tiempo prolongado. Este es el procedimiento en el que se basan los denominados fondos indexados, también conocidos como fondos índice. Se los denomina así porque buscan es replicar a un índice determinado, en vez de batirlo.

De esta manera, el cliente sabe que su patrimonio no depende directamente de la decisión de un gestor, sino del comportamiento del mercado en el que opera.

A la hora de valorar la rentabilidad de dichos fondos se ha de tener en cuenta que, aunque el fondo intente replicar al índice, nunca llegará a obtener la misma rentabilidad, ya que por el camino, las comisiones y gastos de gestión (que en el caso de los fondos indexados son más bajos que en otros fondos) harán que la gráfica de rentabilidad de nuestro fondo indexado replique el comportamiento del índice aunque situándose ligeramente por debajo.

Los fondos indexados presentan una serie de ventajas que se tienen que tener en cuenta sobre todo para los inversores inexpertos.

En primer lugar y no es baladí, son muy fáciles de entender. Cualquier persona sin excesivos conocimientos técnicos puede acceder a ellos. También es muy fácil seguirlos ya que funcionan a partir de su unión a un determinado índice. En segunda instancia son también fáciles.

El precio es otro aspecto muy a tener en cuenta. Se trata de fondos que funcionan con comisiones relativamente bajas. De hecho las comisiones de gestión y depósito pueden llegar a reducirse en una cuarta parte respecto a otros fondos de inversión.

Son fondos para ahorrar ya que estan pensados para el largo plazo. No suelen deparar casi nunca grandes sorpresas ya que no asumen riesgos excesivos más allá del funcionamiento del mercado. Reflejan fielmente el comportamiento del índice dejando a un lado la operativa a corto plazo que pueda realizar un gestor activo. No inviertan en ellos si buscan el beneficio alto e inmediato.

Han dejado de ser productos raros y se han hecho un gran espacio en el mercado inversor. Esto hace que cada vez haya más opciones y referencias donde invertir el dinero.

5 ventajas de negociar con un fondo indexado
Comentarios