lunes. 03.10.2022

España se ha convertido en uno de los países del Viejo Continente con mayor crecimiento en la industria de los juegos de azar.

Desde hace algunos años se aprobó el juego online y la DGOJ es la encargada de controlar y regular el juego en línea, pero cuando se trata de las salas de juegos físicas, su regulación depende de cada ciudad y los organismos correspondientes de controlar el juego en la misma.

Recientemente, entró en vigencia una normativa por parte del Ayuntamiento de Palma, donde se establece que esta ciudad autónoma restringe la apertura de nuevas salas de juegos y congelará las concesiones de nuevas licencias durante los próximos 18 meses.

Estrictas restricciones para las salas de juego en Palma

Desde que se sabe que las salas de juegos serán estrictamente reguladas en Palma, muchos jugadores se han sentido perdidos, pero no es necesario ir para los casinos físicos de Palma para jugar al casino y en esta guía de casino en línea encontrarás varias plataformas autorizadas que ofrecen buena experiencia de juego por lo que no infringirás ninguna ley.

Teniendo esto en cuenta, la nueva regulación de las salas de juego en Palma de Mallorca aplica exclusivamente para los establecimientos físicos. Las mismas se han determinado con la finalidad de preservar las zonas verdes y asegurar la salud pública de los jugadores, aunque en España el riesgo por el juego es de apenas el 0,25%, es una cifra que puede cambiar a medida que los juegos proliferan.

undefined

Las nuevas normativas establecidas por el Ayuntamiento de Palma que forman parte del Plan General de Ordenación Urbana, dicta que se prohibirá la apertura de nuevos casinos y/o salas de juegos a menos de 500 metros (1.640 pies) de:

  •  Zonas verdes
  • Instalaciones educativas
  • Establecimientos de asistencia social
  • Espacios socioculturales y deportivos

Con estas restricciones las salas de juego que ofrezcan mesas de bingo, máquinas tragaperras y todos aquellos juegos relacionados con el azar, tendrán las mismas limitaciones de densidad que los restaurantes y bares.

De este modo, sólo podrá haber tres salas de juego en un radio de 50 metros y no podrá haber dos salas inmediatas o en una misma calle.

Estas medidas se tomaron porque se considera que es una actividad que representa consecuencias perjudiciales para la sociedad pública y su economía, además, la concejala en turno de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad muestra preocupación porque las salas de juego sean frecuentadas por menores de edad.

El impacto que tendrá la restricción en Palma

Si bien Palma de Mallorca no es la primera ciudad autónoma que ha establecido restricciones tan estrictas como esta, puesto que comunidades como Castilla-La Mancha también han establecido regulaciones, pero en la Palma para el futuro podría representar baja actividad en el juego, esto quiere decir que los ingresos para el Estado disminuirán.

No obstante, esta normativa no representa mayor impacto, pues ya conseguir una licencia en las Islas Baleares era casi imposible, de hecho, hay un decreto que establece que no se concederán nuevas licencias hasta que la cantidad de casinos baje de 140 salas por millón de habitantes a 75 salas, esto representa casi la mitad.

Nueva regulación de los casinos físicos en Palma de Mallorca
Comentarios