sábado. 22.06.2024

El casco urbano de Santanyí no dispone de una red de canalización de aguas pluviales instalada por todo el pueblo. Por eso, antes de que acabe el año, el Ayuntamiento habrá ejecutado una de las mejoras más importantes en la red de pluviales del núcleo santanyiner.

El equipo de gobierno ha preparado un proyecto a ejecutar en tres fases que afectará las calles de s'Aljub, Bisbe Verger y Llombards, además del camino del campo den Torrella, que tiene un presupuesto de casi 600.00 euros.

Se trata de una zona que ha sufrido graves problemas cuando se han producido lluvias intensas en periodos cortos de tiempos. Por eso el consistorio, encabezado por la alcaldesa Maria Pons, ha considerado prioritario este proyecto para la primera parte de la legislatura.

Tal como ha asegurado Maria Pons, “el objetivo de estas obras es reducir la aportación de agua hacia los puntos conflictivos y evacuarla con rapidez hacia otras zonas donde su acumulación no genere tantos de problemas. El proyecto se empezará a ejecutar pronto, y estoy segura que pondrán remedio de una vez por todas a una situación que no se tiene que repetir”.

Las actuaciones a realizar se dividen en tres fases diferenciadas. La primera será dotar de red de canalización de pluviales la calle Llombards. La segunda también supondrá dotar de red de canalización de aguas pluviales las calles Bisbe Verger y s'Aljub. Y la tercera y última fase será dotar de drenaje tranversal la ronda des Canonge hacia el camino des Camp den Torrella. La separación de las obras en fases persigue el objetivo de minimizar al máximo las molestias de la ciudadanía, concentrando el trabajo por tramos y evitar tener con obras diferentes calles a la vez,

.
Cómo ha explicado el primer teniente de alcaldesa, Joan Gaspar Aguiló, “este proyecto ha requerido un gran esfuerzo de trabajo y coordinación de diferentes departamentos del Ayuntamiento de Santanyí. Ejecutaremos las obras antes de que acabe en 2024, y por eso tenemos que pedir comprensión y paciencia a los vecindarios que durante unos meses sufrirán las
molestias de las obras, pero precisamente por eso, realizaremos los trabajos por tramos”.
Las obras supondrán un gasto de casi 590.000 euros, que el ayuntamiento
financiará gracias al remanente de tesorería, y por eso, según marca la ley, se tienen que
ejecutar antes de finalizar el año. Además, los trabajos tienen un plazo de ejecución
de seis meses, pero tal como ha remarcado el primer teniente de alcaldesa, no se harán las
tres fases a la vegada. Así, para reducir las molestias a la ciudadanía, las obras
se ejecutarán por tramos, y hasta que un tramo no esté terminado no se comenzará el
siguiente.

 Neteja

 Copia el text

Santanyí invertirá 600.000€ en la mejora de la red de pluviales
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad