sábado. 03.12.2022
INFRAESTRUCTURAS

Manacor saca a licitación la nueva potabilizadora de agua por 3,8M€

Esta infraestructura permitirá que todos los grifos de la ciudad dispongan de agua potable a partir de 2024
undefined

El Ayuntamiento de Manacor ha sacado a licitación la nueva planta potabilizadora que permitirá llevar agua potable a todos los grifos de la ciudad. Así lo ha anunciado este lunes por la mañana el alcalde de Manacor, Miquel Oliver, desde las instalaciones de la Empresa de Servicios de Manacor (SAM) al polígono agroalimentario, donde se ubicará la nueva infraestructura. Lo ha hecho acompañado de la presidenta de SAM, Cristina Capó; el vicepresidente, Sebastià Nadal; y su gerente, Francesc Grimalt.



El agua disponible para el suministro en la ciudad de Manacor no es adecuada para el consumo humano debido al alta concentración de nitratos, con valores mucho por encima de los límites exigidos por la normativa sanitaria. Con esta nueva infraestructura, se pondrá remedio a esta situación que se da desde los años 80, cuando se puso en marcha el servicio de suministro de agua.



La planta potabilizadora que este lunes se saca a licitación tiene un presupuesto de 3.808.730,90 € y un plazo de ejecución de 8 meses, por lo que se estima que el 2024 el agua potable llegará a todos los hogares del núcleo de Manacor. La nueva infraestructura se instalará en el recinto del depósito de aguas de SAM. El proceso se dividirá en tres líneas para adaptarse a las curvas de demanda de la población y para poder alternar líneas para su mantenimiento y conservación, así como hacer frente a posibles averías y demandas punta.



El caudal mínimo se situará alrededor de los 150 metros cúbicos/hora y el máximo de los 350 m³/h, con un promedio de 236 m³/h. Cada línea producirá 138,9 m³/h y entrarán en funcionamiento de manera consecutiva según la demanda. La planta potabilizadora será capaz de producir un máximo de 10.000 m³/día de agua apta para el consumo humano. El rendimiento eléctrico será de 0.5 kWh/m³ de agua potable producida. El rendimiento de la planta en cuanto al porcentaje de rechazo será como máximo del 20% respecto del agua producida.



Después de varios estudios realizados, SAM se ha decantado para usar sistemas de tratamientos físico-químicos. EL 2021 SAM instaló una planta piloto de ósmosis capaz de suministrar los sectores de la zona más elevada del núcleo, consiguiendo una agua de excelente calidad. Esta planta ha permitido proporcionar agua potable a dos fuentes que están abiertas al público 12 horas diarias, de 8 h a 20 h (la primera se puso en funcionamiento a finales de diciembre y la segunda el mes de mayo), con un caudal de hasta 24 metros cúbicos por hora.



Esta potabilizadora piloto ha permitido consolidar el conocimiento de la empresa pública municipal que gestiona el servicio y poder optar por este sistema sin riesgos. La gran afluencia de ciudadanos que cada día acuden a las dos fuentes públicas constatan el éxito de la potabilizadora piloto y la calidad de su agua. «Los aprendizajes y experiencia adquiridos este año con la potabilizadora piloto nos hacen ir seguros para poder optimizar la gestión del agua potable en Manacor», ha afirmado la presidenta de SAM.


El acceso al agua potable tendrà efectos beneficiosos sobre la salud de los ciudadanos de Manacor, además de ahorrar todos los problemas derivados de la calcificación que sufren muchos de los electrodomésticos de los hogares, y la reducción de los envases de plástico que supondrá la medida.



Paralelamente, SAM también avanza en las obras de sectorización de la red de suministro, con el objetivo de mejorar la eficiencia por cuando el agua potable llegue a todas las casas. En este sentido, también se ha sacado a licitación las obras de sectorización del sector central de Manacor, con un presupuesto de 1,2 millones de euros y un periodo de ejecución de un año.



Mediante la instalación de dispositivos tecnológicos se permitirá una gestión sostenible del suministro del agua puesto que se tendrà un mayor control de los consumos de agua y se podrán detectar rupturas y escapes a tiempo real.



«Es un trabajo indispensable para garantizar que la eficiencia de la red es total y que si se hace un gasto importante para llevar agua potable en todas las casas de la ciudad, esta agua no se pierda por el camino», ha explicado el vicepresidente de SAM, Sebastià Nadal.



Además de la sectorización, un trabajo muy importante es la investigación constantes de escapes que inevitablemente se producen en las redes. Este último año SAM ha inspeccionado 50 kilómetros de red que ha permitido detectar escapes que suponían un 15% de la demanda de agua. Actualmente, el 25% del consumo corresponde a escapes de la red general. «Con las obras de sectorización podremos detectarlas lo más bien posible y llegar al mínimo de escapes», ha asegurado Cristina Capó.
 

Manacor saca a licitación la nueva potabilizadora de agua por 3,8M€
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad