jueves. 29.02.2024

El presidente del Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, junto con el conseller de Territori, Mobilidad e Infraestructures, Fernando Rubio, han mantenido un encuentro con los representantes municipales de Palma, Llucmajor, Calvià y Marratxí, así como también con representantes del Govern, con el objetivo de buscar soluciones a los atascos en los accesos a Palma.

Galmés y Rubio han expuesto las actuaciones en las que trabaja el Consell de Mallorca, dentro de un Plan de Accesos a Palma, y que en algunos casos podría suponer reducir las colas de vehículos entre un 25% y un 30%. Unos proyectos que no suponen ningún tipo de consumo de territorio.

La «colaboración entre los municipios del área metropolitana y el Consell de Mallorca es fundamental para encontrar soluciones eficientes a los atascos que sufren todos los mallorquines desde hace años y que es fruto de la inacción en políticas de carreteras durante la última legislatura», ha asegurado el presidente Galmés.

Consell y ayuntamientos también han reclamado al Govern que impulse mejoras en las frecuencias y en las conexiones de transporte público, especialmente entre Palma y los municipios del área metropolitana.

Galmés y Rubio detallaron a los alcaldes y concejales los proyectos puntuales en los que trabaja el Consell para reducir los colapsos de circulación. Más allá del tramo I del segundo cinturón, que será la única gran infraestructura que se tramitará esta legislatura, se están impulsando actuaciones con el objetivo de mejorar la fluidez del tráfico en los accesos a Palma y, en especial, en la vía de cintura sin consumir territorio. Todas estas actuaciones forman parte del Plan de Accesos a Palma que prepara el Consell de Mallorca.

El punto de mayor densidad de tráfico se encuentra en el tramo en el que confluye la vía de cintura con la autopista de Inca con más de 170.000 vehículos al día y donde se producen retenciones importantes. El proyecto consiste en ganar un carril en la vía cintura en dirección a Andratx entre la autopista de Inca y la salida de Valldemossa.

Hay espacio a la media para ganar el carril y así se conseguirá que los vehículos procedentes de Inca tengan una vía de acceso directo y no tendrán que pedir paso a los que circulan por la vía de cintura, que es cuando se producen las retenciones.

Carril cero en el polígono de Can Valero

Enlazando con el anterior proyecto, también se actuará en los accesos a Can Valero y Son Moix. La rotonda situada debajo de la vía de cintura sufre retenciones diarias de vehículos que quieren acceder al polígono de Can Valero y Son Moix, así como a numerosas zonas residenciales de la zona. El proyecto consiste en construir un carril cero con incorporación directa evitando la rotonda y aligerando el tráfico.

Reordenación de carriles en el paso inferior de Can Blau 

Debajo de la rotonda de Can Blau se forma un embudo para los vehículos que acceden desde la autopista del aeropuerto a la vía de cintura, ya que sólo dispone de dos carriles mientras la vía de cintura dispone de tres. Se construirá un tercer carril bajo la rotonda que enlazará con los tres actuales de la vía de cintura a la altura del Estadi Balear.

Los técnicos apuntan que esta actuación supondrá reducir entre un 25% y un 30% las colas que se forman de vehículos procedentes de la autopista del aeropuerto en dirección a la vía de cintura. El coste de esta actuación es de unos tres millones y las obras tendrán una duración entre tres y cuatro meses desde su adjudicación.

Iluminación en el túnel de Gènova

Se cambiarán las luminarias del túnel, que ahora son de vapor de sodio, por otros tipos LED. Esto mejorará la visibilidad de los conductores y la fluidez en el tráfico, puesto que la poca visibilidad provoca retenciones. También se colocarán 84 paneles fotovoltaicos en la media de la vía de cintura para alimentar durante todo el día la nueva iluminación con energía renovable. Esta actuación se iniciará en el primer trimestre de 2024.

Estudio de carga

Del mismo modo, se ha explicado a los representantes municipales el estudio de carga de las carreteras de Mallorca, que está elaborando el Consell, con el fin de realizar un diagnóstico de la situación de saturación que sufren las carreteras de Mallorca y poder tomar medidas concretas para hacer frente a los atascos. Se han solicitado los datos de entrada de vehículos a la Autoridad Portuaria y se han pedido las cifras al Govern ya la DGT para complementar este estudio de carga.

Otras actuaciones

Dentro del Plan de Accesos a Palma en el que trabaja el Consell de Mallorca también existen otras actuaciones que complementarán las mencionadas. Es el caso de los accesos a Palma desde las urbanizaciones de Llucmajor mejorando la rotonda de Son Verí, mejoras en la rotonda de la carretera de Sóller junto a la ITV para reducir atascos o un nuevo ramal de acceso junto a la antigua prisión de Palma, entre otros.

El Consell aspira a reducir un 30% las colas en los accesos a Palma