sábado. 01.10.2022

5 tips para un buen registro de marca

Cuando montamos un negocio desde cero, nos centramos en desarrollar el proyecto en sí, la plataforma sobre la que pivotará o buscar el local en el caso de que sea un negocio físico y determinar los servicios o productos que vamos a comercializar. Sin embargo, también invertimos mucho tiempo en pensar un nombre atractivo y un logotipo muy visual que lo acompañe para llamar la atención del público. Pero, ¿si tan importante es por qué invertimos tan poco tiempo en protegerlo?

 

A veces simplemente por desconocimiento, otras porque pensamos que no vamos a tener ningún problema, hasta que lo tenemos. Sea como sea, a continuación os dejo 5 tips para poder realizar un buen registro de marca y así proteger vuestra denominación y logotipo.

 

1.    Elige la denominación y comprueba si ya está registrada

La Oficina Española de Patentes y Marcas (en adelante OEPM) pone a nuestra disposición un localizador de marcas que podemos usar para saber si el nombre que queremos utilizar en nuestro negocio ya está ocupado para los mismos servicios o productos que queremos ofrecer nosotros.

 

Por tanto, con este buscador podremos saber si podemos seguir adelante con este nombre o si, por el contrario, es mejor cambiarlo por otro. Obviamente, si tenéis la posibilidad de poder contar con un abogado especializado en esta materia que os ayude en el proceso de búsqueda será mucho más fiable ya que contamos con herramientas que hacen que nuestra búsqueda sea más exhaustiva. Si no es así no pasa nada ya que es algo que podéis hacer vosotros mismos al igual que el posterior registro de marca.

 

2.    Crea un logotipo distintivo

Aunque podemos hacer el registro de nuestra marca solo con la denominación, añadir un logotipo a la misma puede hacer que la protección sea mayor y que las probabilidades de éxito del registro aumenten.

 

Para ello, es importante crear un logotipo distintivo, casi de fantasía, donde dejemos fluir la imaginación e incluyamos colores que representen la esencia de nuestro negocio, más allá del blanco y negro tradicionales.

 

3.    Determina la clase o clases en las que registrar ese nombre y logotipo

Cuando hablamos de clase nos referimos a un número específico que determina los productos y/o servicios que deseamos proteger a través de la marca, para saber cuál es la más apropiada, la OEPM también pone a nuestra disposición un listado de todas las clases disponibles, de esta manera podremos escoger la que más se ajuste a nuestro negocio.

 

4.    Revisa la solicitud antes de presentarla

Una vez que sabemos que el nombre que queremos usar está libre, que tenemos localizada la clase y hemos elaborado el logotipo a usar podemos hacer la solicitud de registro de nuestra marca.

 

Para ello accederemos nuevamente a la página de la OEPM donde encontraremos un formulario que tendremos que rellenar con nuestros datos o los de la empresa, incluir el logotipo y la denominación (es importantísimo que la denominación que pongamos sea idéntica a la que pueda aparecer en el logotipo para así evitar suspensiones de forma) y hacer el pago de la tasa que actualmente es de 126,61€ para una clase. Una vez que lo tengamos todo, lo presentamos y ya tendremos en marcha el registro.

 

5.    Ten muy en cuenta los plazos

Tras la presentación de la solicitud tendremos que estar atentos al correo electrónico indicado pues es donde nos notificarán los avances y nos permitirá estar pendientes de los plazos.

 

En cuanto a éstos, normalmente para que se acepte inicialmente el registro y se publique la solicitud la OEPM tardará unos días o semanas (dependiendo del volumen de trabajo).

 

A partir de la publicación de la solicitud empieza el plazo de oposición de 2 meses, este plazo sirve para que las marcas similares o iguales puedan oponerse a nuestro registro si creen que nuestra marca es similar o igual a la suya.

 

En el caso de que haya oposición, debemos esperar a que se nos notifique para poder contestar a ella. Si aceptan la contestación o si directamente no hemos tenido oposición se pasa a trámites finales para concedernos la marca. En cambio, si no se acepta la contestación a la oposición la OEPM podría denegarnos el registro de la marca directamente.

 

En total, si todo sale bien a la primera, entre 5 y 7 meses la OEPM nos notificará la concesión de la marca y nos dará el título de propiedad de la misma para 10 años pudiendo renovarse por periodos iguales de manera indefinida.

5 tips para un buen registro de marca
Comentarios