miércoles. 28.09.2022

Comunicar en tiempos de crisis

“El dinero se recuperará pero las relaciones que no hayas cuidado durante los tiempos difíciles, no volverán”. Esta ha sido la reflexión de un profesor del IESE en uno de los tantos webinars y charlas que sigo en diferentes canales desde el confinamiento por el Covid-19. Debo reconocer que la charla me ha inspirado muchísimo, por ello he querido hacer una reflexión sobre la comunicación corporativa en los tiempos difíciles.

 

Es una realidad, que más allá de todos los contenidos de entretenimiento que se están produciendo cada día para tener a todos los públicos entretenidos en casa, la gente quiera informarse adecuadamente de lo que está pasando. Se trata de un momento en el cual “las audiencias se están conectando y leyendo los medios de una forma que antes no se había visto”, según el estudio de Chartbeat. Siguiendo con este mismo estudio, hay un dato que impacta y es que los medios publicaron un 121% más de artículos el 18 de marzo que el 9 de marzo sobre el coronavirus. 

 

Ante esta nueva situación, en mi humilde opinión existe una gran oportunidad para que muchos negocios, ya sean online o no puedan aportar sus conocimientos, servicios que ayuden en esta situación. Sobre todo, compartiendo información útil, de calidad, sin apelar a la venta porque es algo que no encaja en la situación actual. Y en este sentido tenemos que aplicar el sentido común. 

 

Todavía recuerdo la crisis del 2001 en Argentina, cuando me tocó vivir el “corralito bancario” e informar a la vez a la audiencia a través del medio de comunicación en el que trabajaba. Se hacía imprescindible chequear la información no solo pública, sino también de la calle, de las empresas y consultar a expertos que pudiesen arrojar alguna opinión o punto de vista interesante para los ciudadanos. Era una crisis económica, y en ese momento los argumentos de expertos del sector eran interesantes porque aportaban valor diferente y real a lo que se estaba transmitiendo en todo momento. 

 

En el confinamiento que estamos viviendo actualmente, en un mundo globalizado y con acceso 24 horas a contenidos online, se abre una interesante oportunidad para contar historias originales para la audiencia, por ello son importantes las informaciones que puedan enviar las marcas. Sin embargo no “vale todo” para comunicar. Lo interesante es que quienes están detrás de productos o servicios aporten contenido útil,  explicando desde el punto de vista de expertos. Debemos saber que nos enfrentamos a una saturación de contenidos en los medios  y a la falta de atención de las audiencias, por ello hay que hablar de lo que sabemos, impartiendo datos reales, siendo transparentes y breves.

 

Por último, para quienes piensen que la comunicación corporativa no es importante en estos momentos, estaría bien que reflexionen que el silencio no funciona en tiempos de crisis, una marca que no comunica pasa a ser un secreto, no una marca. Es un momento para ser transparentes, confiar en los demás, ser humildes, y si hay que cambiar algún plan, estrategia o decisión, hacerlo desde la mejor intención. Una idea es que se preparen , las respuestas a todas las consultas que los medios o públicos puedan hacer, tanto las probables como las improbables. 

 

Habiendo vivido algunas crisis tanto en Argentina como en España, me doy cuenta que no hay ningún manual que nos explique cómo tenemos que actuar en momentos como estos. Pero de lo que sí tengo la certeza, es que en todas las crisis se aprende algo, se mejora y en el caso de la comunicación corporativa, pueden surgir las iniciativas más creativas que podamos imaginar.

Comunicar en tiempos de crisis
Comentarios