lunes. 30.01.2023

Banca movil, en busca de mayor eficiencia

/img/periodico/img_7952.jpg

 

La banca móvil se ofrece como un medio o canal tecnológico a través del cual poder recibir información de nuestro banco, realizar transacciones como transferencias o pagos, conocer el estado de nuestra cuenta o controlar nuestros recibos.

 

La semana pasada, CaixaBank anunciaba “a bombo y platillo” el lanzamiento del primer banco sólo móvil: imaginBank. Su objetivo: captar medio millón de clientes de los llamados “millenials”. Jóvenes nativos digitales con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años.

 

Esta aplicación de banca móvil pretende simplificar todas nuestras gestiones “cotidianas” facilitándonos toda una serie de servicios a los que podremos acceder a través de nuestros teléfonos móviles y que evitarán el tener que desplazarnos físicamente a nuestro banco.

 

La generalización del pago con móvil es un hecho inminente. Esto supondría el fin de las transferencias realizadas directamente en el banco o incluso las efectuadas por internet.

 

El cobro de comisiones por sacar dinero en cajeros de bancos de los que no seamos clientes, ha sido “la gota que ha colmado el vaso“. Y es que somos muchos los que nos sentimos molestos por tener que pagar comisiones que van del 1,85 a los 2 euros.

 

Esta es otra de las razones por las que el pago con móvil se verá impulsado en los próximos meses, frente al pago con tarjeta. La banca móvil no es el futuro, sino un servicio cada vez más extendido actualmente.

 

Los tres grandes bancos españoles (Santander, BBVA y CaixaBank) que son precisamente los que más comisiones cobran por sacar dinero de sus cajeros a los no clientes, han optado por potenciar el uso de la banca móvil.

 

El único escollo que queda por resolver es la creación de una plataforma común que haga compatible los pagos entre los diferentes bancos y las operadoras móviles.


Pese a que la banca móvil se impone cada vez más frente a la banca tradicional para realizar algunas operaciones, aún queda camino por recorrer, aunque parece que vamos en la dirección correcta.

 

La banca tradicional si quiere ganar eficiencia, debe reinventarse. A los bancos les toca luchar en un entorno en el que los tipos de interés están muy bajos y sus márgenes también se han estrechado.

Banca movil, en busca de mayor eficiencia
Comentarios