miércoles. 07.12.2022

"Kitt, ven a por mí"; el coche fantástico en 2021 será de Tesla

No es la primera vez que escuchamos que los coches volarán en el futuro, pero la realidad es que el futuro nace en el hoy, y hoy ya tenemos legislación acerca de cómo regular el impacto de un coche autónomo, sin conductor, en las carreteras españolas, europeas…

 

No hace tantos años, escribía para la UMU, acerca del impacto de Uber en la LOTT. (ISBN: 978-84-9152-171-6) como parte del desafío de la economía colaborativa, y mi apuesta fue sobre la imposibilidad de poner barreras al desarrollo, y así fue, hoy me aventuro a decir que será posible si la tecnología es capaz de acotar los problemas que reclaman los stakeholders en el proceso del Tesla el nuevo coche fantástico.

 

Hoy vemos como la burbuja Tesla en las bolsas mundiales sigue subiendo (grafica), y cómo la globalización pende de un hilo si hablamos de las www (World Wide Web) “La red mundial”. Y cómo la puja de la quinta guerra digital se da de Asia a USA, con los líderes británicos de por medio, una Europa sin fuerza, o asilada no solo ante el covid. ¿Se romperá el internet? Cabrá pues una red 5G, sin latencia para que los coches autónomos sean capaces de circular en las carreteras europeas, chinas, americanas, como los aviones lo hacen en el cielo, o los trenes en las vías férreas…

 

Lo que sé es que sin unión no hay posibilidades, y lo vemos con el lanzamiento del Iphone 12, con reciente anuncio de televisión con conexión al 5G, nos indica que algo está, ha cambiado. Y si pensamos en el nuevo impacto económico de Huawei, o los 8 días que falta para las elecciones americanas en las que un TRUMP solo duda de cuantos escaños ganará esta vez.

 

Entonces, ¿hacia donde vamos?, fácil, como ya opiné en el año 2016 vamos a por el desarrollo, hoy varias ciudades en el mundo ya tienen 5G, entre ellas, Los Ángeles, Seul, Londres, y si miramos a España, también vemos algunas cercanas, Alicante, Barcelona, Bilbao… esto sigue y va imparable, y lo que sucede es que los sectores que se quejan si en vez de hacerlo se adaptaran, no serían Kodak sino los nuevos Tesla, cuando no los nuevos coches eléctricos que en breve resolverán el desafío de la autonomía, por ejemplo…

 

Total, si pasamos a comentar la legislación que afecta a este tema, ¿qué encontramos?

 

Mucha materia que afecta, porque toda la legislación al menos española que versa sobre vehículos empieza por, “el conductor que…” con lo que si disponemos de un vehículo que no tiene conductor, la asignatura de último curso, Filosofía del Derecho, por fin tiene cabida en mi profesión como jurista.

 

El Código Penal, la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre, la Ley de Responsabilidad Civil y SeguroCódigo de Tráfico y Seguridad Vial, para empezar.

 

Si acudimos a las instituciones que regulan la materia encontraremos en España, los informes de la DGT en este examen, también los de Fiscalía General del Estado, con su preocupación respecto del caso, es más, te copiamos el listado de instituciones que conforman la mesa de la movilidad en España. Y si subimos a Bruselas, veremos como ya saben que la ficción es realidad pues los factores rentabilidad, desarrollo tecnológico y oportunidad se dan en este segmento, y saben que aunque sea con latencia deben legislar y legislarán. La ley siempre va detrás del hecho.

 

Qué deberemos tener en cuenta si quisiéramos andar tranquilamente por nuestra ciudad, sabiendo que algunos coches van sin conductor, cuando aún no nos hacemos eco de que las bicis tienen un carril específico, por no decir, que nos paseamos por los pasos de peatones mirando el wasap.

 

Comencemos el desarrollo mínimo a tener en cuenta con la ley:

  1. La seguridad vial. En nuestro caso, el código de tráfico, es decir, que tales coches deberán tener la precisión suficiente y una tecnología de base que les permita en tiempo real ajustar su circulación al tráfico, ya que las calles de nuestra ciudad no son las vías de un tren.
  2. Responsabilidad. Si no hay conductor, que dice la Ley, pues que el titular del vehículo se hará responsable, así como los padres de sus hijos. Pero algunos hablan de los fabricantes, querrán estos gigantes poderosos asumir tales limitaciones a sus ganancias, querrán hacer un Consorcio de sus tecnologías. Yo apuesto por el NO.
  3. Los datos y el 5G. La clave para que todo sea real, quien controlará nuestros datos, ¿China? pd. no soy aun de Tik Tok, por una vez en mi vida, este virus tecnológico no ha llegado. O será USA, será Trump el que obligue o consensue una Alianza como en la II Guerra Mundial. No nos olvidemos de los rusos. Le ayudaron a ganar las elecciones, querrán entrar en la liga de Nasdaq y liderar el mercado mundial. Apuesto por Ortega y Gasset, y la coleta asiática.
  4. Los humanos. Algunos hablan de ética, otros de legislación humanística. Vamos la IA. La reflexión es, cabe que pongamos nosotros las reglas, cuando no somos capaces de armonizar una paz mundial, de ir al unísono sin ideologías para salvar la economía de un país. Y entonces pretendemos que los mejores que nos gobiernan tengan ética, vale. Hablemos de que las máquinas deben salvar las vidas de las personas ante todo caso, sin que el Dios dinero esté por medio. Utopía de Tomás Moro.

 

Hablaban en 2015 de que en el 2020 tendríamos la legislación para el Tesla autónomo, hoy se habla del 20-30. Cuando las estimaciones de niños que se mueren de hambre según datos de la OMS son 8.500 niños al día. Y según ONU, 258 millones de menores estaban sin escolarizar en el 2018. Pero como TESLA sabéis que sube mucho, esto sí saldrá adelante.

 

Que hay de las bolsa asiática, que hay de Huawei, cómo un gobierno controlará los datos a través de nuestros bailes en tiktok, para saber a quién votaremos, qué temperatura tenemos, pues todos llevamos un reloj inteligente que mide nuestras pulsaciones y otras variables, las lanza al mundo, y de paso, seguimos haciendo que los coches vuelen.

 

Entiendo que son demasiados valores para comprender que la legislación española no se adaptará tan rápido al coche sin conductor, salvo que se imponga el señor Elon Musk con su talonario y entonces en el Parlamento se aprueben las leyes necesarias para modificar el CP., La Ley RC, y del tráfico para que en todo caso, los conductores que usen de momento un piloto automático, es decir, un coche grado (3-4) debamos ser responsables solidarios con el fabricante, el seguro e indemnicemos en primer lugar al accidentado.

 

Pero para llegar a esta conclusión, sí debes leerme y ahora escuchar la música de KITT.

 

Gracias a Carlos Prego de Xataca

"Kitt, ven a por mí"; el coche fantástico en 2021 será de Tesla
Comentarios