martes. 07.02.2023
URBANISMO

Stop a nuevos campos de golf en Baleares

El Govern impone via decreto ley restricciones importantes en materia urbanística a los proyectos hoteleros respecto para acabar con la "especulación, las discrecionalidades y el urbanismo a la carta"
/img/periodico/img_7818.jpg

 

Ya no podrá haber nuevos campos de golf en suelo rústico a partir de ahora. Así lo recoge el decreto ley de medidas urbanísticas que el Govern ha aprobado hoy y que afecta a las leyes del suelo, turística y agraria.

 

El vicepresident, Biel Barceló, y los consellers de Territorio, Joan Bonet y de Medio Ambiente, Vicenç Vidal, han comparecido hoy para explicar los términos de un paquete de medidas urbanísticas muy potentes que modifican buena parte de la herencia legislativa territorial recibida del Partido Popular.

 

El objetivo de este paquete de modificaciones "es poner fin a las discrecionalidades, a la especulación y el urbanismo a la carta, otorgar mayor seguridad jurídica y quitar presión urbanística al suelo rústico", según han indicado los consellers.

 

En todo caso el decreto ley que ahora se aprueba significa un parón hasta diciembre de 2017 que deberá después refrendarse con las oportunas modificaciones de las leyes anteriormente explicitadas mediante el Parlament. En este proceso se ha explicado que se realizará un amplio debate para buscar el máximo consenso.

 

Los cambios de normativa en materia turística son relevantes. Así queda totalmente vetada la posibilidad de nuevos campos de golf en suelo rústico. Por otra parte no se permitirá la reconversión de establecimientos hoteleros en bloques de pisos o apartamentos a no ser que la normativa urbanística del municipio así lo permita.

 

Se ponen importantes limitaciones a los denominados proyectos de autor en hoteles que permitían aumentos de hasta el 40% de edificabilidad sobre lo permitido.

 

Siguiendo esta linea se continuarán permitiendo reformas y ampliaciones de los hoteles pero con mayores restricciones. Así estas ampliaciones podrán llegar solo al 20% sobre la volumetria existente y legal, "para evitar ampliaciones sobre construcciones ilegales y que no se premie a quien vulnera la ley".

 

En zonas hoteleras maduras como Calviá o la Playa de Palma se elimina la posibilidad de ampliar un hotel en dos plantas. En su lugar solo se permitirá ampliar una planta siempre y cuanto se justifique por necesidades de servicios del hotel.

 

Además ahora los proyectos hoteleros solo podrán sumar edificabilidad de los solares limítrofes y no cogiendo la de otros solares en la zona.

Stop a nuevos campos de golf en Baleares
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad