viernes. 27.01.2023
TURISMO

Maria Frontera: "Tiene que haber una colaboración entre los sectores público y privado para transformar la industria del turismo"

La presidenta de los hoteleros de Mallorca defiende que la isla sea el primer destino turístico con una fuerte economía circular

María Frontera, presidenta de la Federación de Empresas Hoteleras de Mallorca (FEHM), habla sobre el liderazgo en hostelería en Baleares, el estado actual de las instalaciones hoteleras y la ampliación de la oferta turística en las islas, en esta entrevista de nuestros compañeros de The Business Year.

 

-Siendo una de las asociaciones hoteleras más antiguas de España, ¿Cómo ha actuado la FEHM como modelo para las asociaciones en hostelería y cómo ha evolucionado su papel hasta la fecha?

-La revolución turística en España se inició en los años sesenta y setenta, y FEHM nació junto con ese auge del sector turístico en el país. En ese momento, los actores de la industria hotelera se unieron para buscar fortalecer y desarrollar el sector. En ese momento, las principales áreas eran crear la infraestructura necesaria para desarrollar el turismo.

 

Actualmente, nuestro principal rol es defender los intereses de nuestros miembros, representarlos y actuar como lobby, a la vez que compartimos conocimiento no solo con los relacionados con nuestra organización sino también con otras instituciones privadas como la Cámara de Comercio o la Universidad de las Islas Baleares. Bajo nuestro paraguas, hay 23 asociaciones hoteleras de las diferentes zonas turísticas de la isla de Mallorca. Como parte del trabajo de la asociación, también brindamos servicios de consultoría para ayudar a nuestras entidades afiliadas.

 

FEHM aborda diversos asuntos en áreas como navegar por la burocracia, desarrollar proyectos, participar en la promoción de la isla y los productos turísticos o ayudar a los hoteles a ser más sostenibles o digitales. Hoy en día, gracias a un enorme esfuerzo de transformación e inversión superior a los 2.000 millones de euros, más del 62% de los hoteles que pertenecen a nuestra asociación cuentan con cuatro o cinco estrellas. Nuestra Federación también es diversa en cuanto a miembros, ya que incluimos tanto pequeñas empresas como los hoteles locales junto con empresas hoteleras mallorquinas que han “conquistado” el mundo de la hostelería y llevado sus marcas por todo el mundo.

 

-¿Cuál es su valoración de las instalaciones hoteleras en Mallorca y del impacto económico global del sector en la isla?

Hay más de 1.200 unidades hoteleras en nuestra isla. Hay que tener en cuenta que el sector turístico es el principal motor de la economía de las Islas Baleares, representando más del 42% del PIB de esta región. Este sector tiene mucha tracción. En este archipiélago siempre hemos buscado ampliar la temporada de verano, que es algo para lo que trabaja FEHM. Es importante para nosotros establecer una hoja de ruta para determinar dónde y cómo queremos estar en el futuro cercano.

 

-¿Cómo están trabajando los hoteleros aquí hacia la sostenibilidad y la digitalización, y cómo se ha acelerado esta tendencia recientemente?

Hace más de ocho años, la isla decidió enfocar su estrategia turística en incrementar la calidad de las Islas Baleares como destino. Cuando asumí el cargo de presidente de FEHM, dije que Mallorca tenía que centrarse en crecer más en valor que en volumen. Tiene que haber una colaboración entre los sectores público y privado para transformar la industria del turismo. El sector ha acordado que necesitábamos un marco para la transición hacia el turismo sostenible.

 

Actualmente, la transformación está bien arraigada entre las empresas hoteleras locales. Durante la pandemia, ha habido voluntad de trabajar hacia la digitalización. Hemos crecido en el proceso para crear alianzas estratégicas, y se ha trabajado mucho para avanzar en la circularidad de nuestra economía, donde me complace ver que los hoteles están teniendo una gran contribución positiva.

 

Mallorca quiere convertirse en el primer destino con una fuerte economía circular. Somos plenamente conscientes de que no podemos valorar lo que no podemos medir. Hay que recorrer un camino, pero no solo los hoteles, también la cadena de valor turística y la administración deben trabajar en él adecuadamente.

 

-¿Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la industria turística en Mallorca y qué pueden hacer los hoteles para promover la diversificación de la oferta turística?

Hace muchos años se logró un gran nivel de diversificación. A pesar de que la oferta de turismo de playa y sol es nuestro producto más popular y el más visible, hablamos de “playa y sol plus”. Sin embargo, hemos estado impulsando otros tipos de turismo, incluidos los hoteles extremadamente exclusivos.

 

Algunos de los antiguos palacios del centro de la ciudad de Palma han sido renovados y hoy son hoteles únicos preparados para atender a los turistas más exigentes. Mallorca está recibiendo muchos turistas además de turistas de sol y playa, pero se combina de manera diferente. Hay zonas de la Serra de Tramuntana a las que acuden muchos turistas. También hay hoteles familiares que se enfocan en cooperar con las zonas rurales de las islas. Estamos muy centrados en la diversificación de esas áreas.

 

El turismo en la región montañosa no depende tanto de la temporada de verano. Muchos de estos hoteles en la montaña reciben a turistas interesados ​​en practicar deportes como el golf, por ejemplo. Mallorca está ganando una fuerte posición en las nuevas ofertas turísticas como deportes al aire libre, gastronomía, cultura, enoturismo, MICE y bienestar. Todos vamos por buen camino para avanzar y es importante que los hoteles trabajen en la misma dirección para adecuar sus servicios a un turista cada vez más diverso.

 

-¿Cuáles son algunas de las oportunidades de inversión del sector hotelero en Mallorca?

Invertir en Mallorca siempre ha sido atractivo. Los sectores público y privado están comprometidos a trabajar juntos. Muchas inversiones se han retrasado debido a la pandemia, pero se están reiniciando nuevamente. Alrededor del 40% de la infraestructura hotelera requiere inversiones, y Mallorca está bien posicionada para recibir nuevas inversiones para expandir la experiencia turística.

 

La conexión entre los sectores del ocio y el turismo es positiva. Las alianzas estratégicas son clave para consolidar el crecimiento de esta industria. Somos uno de los mejores destinos turísticos del Mar Mediterráneo que está firmemente encaminado hacia la sostenibilidad y vamos por el camino correcto hacia la economía circular.

Maria Frontera: "Tiene que haber una colaboración entre los sectores público y privado...
Comentarios