domingo. 16.06.2024

Los puntos de recarga de vehículos eléctricos en España (20.243 a finales de marzo) tendrían que duplicarse en 2023 para poder alcanzar los objetivos fijados por la Unión Europea (UE), según un estudio realizado por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).
 

En los dos últimos años se han puesto en marcha 8.726 puntos de recarga y para finales de año se deberían alcanzar los 45.063 para cumplir con las exigencias de la UE en el plan "Fit for 55".
 

La densidad de puntos de recarga por cada millón de habitantes está por debajo a las de otros países, que superan los mil, como Francia, con 1.229, o Alemania, con 1.053.
 

El estudio también apunta como uno de los problemas para que haya más recarga eléctrica la excesiva burocracia y procesos y permisos administrativos que hay que obtener, y que, según el informe, impide que actualmente casi 6.500 puntos instalados estén en funcionamiento.
 

Además, el 80% de las infraestructuras de recarga no tiene una potencia superior a los 22 kilovatios (Kw), que es insuficiente para cargar vehículos pesados o que requieran una mayor potencia.
 

Anfac ha propuesto un plan alternativo, que pasa por que haya menos puntos de recarga de los exigidos por la UE para 2030 en número, que son 322.000, pero que los que haya tengan una potencia mayor.
 

El objetivo de España en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) es que en 2030 haya un parque de 5 millones de vehículos eléctricos.

Anfac, por su parte, en su metodología contempla contar con 4,3 millones de turismos y furgonetas electrificados en 2030 y 9,8 millones en 2035.

Además, en el caso de las ayudas para la instalación de puntos de recarga cree que deberían ser cobradas en el momento de ponerlos y no a posteriori, por lo que la asociación de fabricantes de automóviles reclama una estructura administrativa más eficiente

Los puntos de recarga de vehículos eléctricos en España tendrían que duplicarse en 2023