lunes. 28.11.2022
SOSTENIBILIDAD

Cada balear genera 474 kilos de residuos al año, un 11% menos que antes de la pandemia

Fracciones como la materia orgánica, la madera o el textil continúan lejos de los objetivos autonómicos, estatales y europeos en materia de reciclaje

El conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir y el director general de Residuos y Educación Ambiental, Sebastià Sansó, han presentado, la tercera edición del informe «Análisis del sistema de gestión de los residuos municipales en las Illes Balears», correspondiente al año 2021.

 

El volumen de residuos generados en las Illes Balears en 2021 fue de 660.531 toneladas, una cifra que equivale a 474 kilos por habitante. En comparación al año anterior se registra un incremento del 9,8%.

Pese a ello, según ha destacado Mir, «en relación a 2019, el año prepandémico, el volumen total se reduce en un 11,7%». El conseller ha destacado, en este sentido, que «habrá que esperar a conocer los resultados de este año para tener una fotografía más completa después de dos años sin actividad económica plena». Aún y así, ha destacado que «los datos de 2021 están por debajo de los registrados en los años inmediatamente anteriores a la pandemia y que llegaron al máximo en 2018, el año previo a la aprobación de la Ley de Residuos”.

Por islas, Mallorca, con una producción de 483.910 toneladas (458 Kg per cápita) generó el 73% de los residuos municipales de las Illes Balears incrementando la generación un 10% respecto al año anterior. A continuación, Eivissa, con una producción de 115.822 toneladas (594 Kg per cápita) generó el 18% de los residuos municipales incrementando la generación un 10% respecto al año anterior; Menorca produjo 51.798 toneladas anuales y 423 Kg per cápita (8% de los residuos municipales del archipiélago y un incremento del 12% respecto al año anterior); y, finalmente, Formentera, con una producción de 9.000 toneladas (460 Kg per cápita) generó el 1% de los residuos municipales del archipiélago.

En cuanto a la recogida selectiva, supone el 24% del total incrementándose cuatro puntos porcentuales en un año respecto al total de residuos generados, En este sentido, destacan los datos de Eivissa (+11%) y Formentera (+7%). En Mallorca, el incremento ha estado de 4 puntos porcentuales mientras que en Menorca es el mismo porcentaje de 2020. En cambio, el total de residuos que han acabado en un vertedero se sitúa en el 18%, cuatro puntos porcentuales menos que en 2020. Hay que tener en cuenta que para este cálculo se tiene en cuenta el Índice de Presión Humana (IPH) que refleja el número exacto de personas sobre el territorio y no el padrón como hacen otros organismos como el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En cuanto a las distintas fracciones de la recogida selectiva, los envases de vidrio son los que presentan un índice de recogida selectiva más elevado (63%), seguido del papel y cartón (45%), los envases ligeros del contenedor amarillo (34%), la materia orgánica (15%) y el textil (5%).

En este sentido, el director general ha señalado que confía que el próximo estudio registrará «un incremento significativo en el porcentaje de recogida selectiva de materia orgánica» teniendo en cuenta que este año se ha acabado de implementar la recogida en municipios como Palma.

Sansó ha señalado que para lograr los objetivos autonómicos, estatales y europeos la producción de residuos per cápita tendría que bajar un 11,6% por el conjunto de las Illes Balears antes de 2030. Más complicado, en cambio, será lograr el objetivo europeo del 55% de valorización material de los residuos municipales para 2025.

En este caso, haría falta que el índice de recogida selectiva de los residuos generados en el conjunto de las Illes Balears se situara, como mínimo, por encima del 68% antes de aquel año. Por lo tanto, habría que incrementar un 45% los datos logrados este año.

Por fracciones, la Ley de residuos marca como objetivo aumentar, antes de 2030, como mínimo, hasta un 65% del peso y para cada fracción, la preparación para la reutilización y el reciclaje conjuntamente. Actualmente, según ha señalado Sansó, solo se ha logrado el objetivo en el vidrio. El material que está más alejado de lograr este objetivo, en cambio, es la madera, que tendría que incrementar un 65% los resultados de 2021. El resto de fracciones tendrían que crecer lo siguiente: textil (+61%), materia orgánica (+52%), plásticos (44%), envases no industriales (+28%), metales (+22%) y papel y cartón (20%).

Cada balear genera 474 kilos de residuos al año, un 11% menos que antes de la pandemia
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad