lunes. 27.05.2024

 

Entre los meses de febrero y abril las 43 barcas de arrastre de las Islas Baleares “harán un paro semanal, paulatinamente, con la finalidad de garantizar la sostenibilidad de los recursos pesqueros y garantizar el abastecimiento a la lonja”.

 

Así lo han acordado hoy el Govern y las Cofradías de Pescadores después de la reunion que han mantenido. El conseller de Agricultura y Medio Ambiente, Vicenç Vidal ha anunciado que con esta iniciativa se reducirá un 4% el esfuerzo pesquero.


 

Esta medida representará una reducción de 140 toneladas en el año de las 3.500 que capturan a los pescadores de las Islas.

 

 

Se cumplen así el Reglamento de la Unión Europea y otra normativa del Estado y de la Comunidad Autónoma relativa a la pesca que destacan la necesidad de tomar medidas de gestión para la explotación sostenible de los recursos pesqueros en el Mediterráneo.

 

La intención es velar por la explotación equilibrada y responsable de los recursos pesqueros, favorecer el desarrollo sostenible y adoptar las medidas necesarias para proteger, conservar y regenerar estos recursos y sus ecosistemas, adaptando el esfuerzo de la flota a la situación de estos. De hecho habría que disminuir el esfuerzo pesquero un 20% en el 2020.


 

En esta línea, el FEMP establece las ayudas que se pueden otorgar a la flota pesquera en concepto de paralización temporal de la actividad con el objetivo de proteger, conservar y recuperar los recursos pesqueros.

 

Para este primer parón el presupuesto del Estado es de de 337.139 euros, cantidad calculada para una previsión inicial de quince días de paros. Para nueve días, el presupuesto es de 190.000 euros.


 

En este marco, y después de negociar el tipo de paro y las cantidades que se tienen que recibir por día, las cofradías de pescadores de las Islas Baleares aprobaron pot votación la propuesta de paradas temporales para la flota de arrastre propuesta que aceptaron tanto la mayor parte de cofradías como de embarcaciones

.

 

Esta propuesta establece el paro de un día a la semana para las embarcaciones de arrastre en las semanas en que no hay festivos. Esta modalidad de paro se hace de acuerdo para establecer medidas de protección para las poblaciones de las especies como la merluza, el "moll de fang", el pulpo, la gamba (Aristeus antennatus) o la cigala.


 

Para compensar y equilibrar el efecto sobre el medio y al mismo tiempo garantizar el suministro de pescado en las lonjas se establecieron paradas por zonas, y posteriormente las cofradías mismas decidieron los días de la semana en qué querían parar.

Gobierno y pescadores acuerdan paros semanales
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad