lunes. 15.04.2024

Alrededor de 330 tractores, cosechadoras y otros vehículos agrícolas han colapsado este lunes el centro de Palma en una marcha en la que los payeses de Mallorca han lanzado un SOS por el futuro de su sector, en medio del aplauso de muchos de los ciudadanos que se han encontrado con la protesta.
 

Una larga columna de tractores se ha extendido por las avenidas que circunvalan el centro de la capital balear obligando al corte del tráfico en las calles transversales, lo que ha dificultado la movilidad en toda la ciudad.
 

Los vehículos de los agricultores, procedentes de toda la isla, han hecho sonar constantemente sus bocinas y han recibido, en su lenta marcha, el aplauso y los gritos de apoyo de vecinos que les animaban y jaleaban.

undefined
undefined


"Payesía o muerte", "De Bruselas, ni las coles", "Los burros antes labraban, ahora nos gobiernan", "Nuestra ruina será vuestra hambre" y "Comeremos turistas" son algunas de las consignas que los agricultores y ganaderos han exhibido en los carteles colgados de sus tractores.

Tras concentrarse en el polígono de Levante, la manifestación agraria ha recorrido sin incidentes la calle Manacor, Avenidas, Paseo Mallorca, Jaime III y el Borne, hasta llegar a las puertas de la Delegación del Gobierno de las Islas Baleares, donde han entregado un manifiesto con sus reivindicaciones.
 

Hasta las puertas de la sede en Palma del Gobierno central se han desplazado representantes de distintos partidos de todo el espectro político para mostrar su respaldo a los agricultores.

Representantes de las organizaciones convocantes, UPA-AIA Illes Balears, Unió de Pagesos de Mallorca, Cooperativas Agroalimentarias y ASAJA-Balearsn han sido recibidos por el delegado del Gobierno, Alfonso Rodríguez.
 

El presidente de Asaja, Joan Company, ha destacado después que la movilización ha superado sus expectativas y ha mostrado su agradecimiento a los agricultores y ganaderos que se han adherido a la marcha.
 

Ha detallado que, en su entrevista con el delegado del Gobierno, le han planteado las reivindicaciones relativas a la política estatal y comunitaria, que se resumen en una reducción de la burocracia, la exigencia de que las importaciones extraeuropeas cumplan los requisitos de los productos agroalimentarios de la Unión Europea y la lucha contra el cambio climático.
 

Además, en el contexto balear, los payeses reclaman un "gran pacto agrario" para una década que estabilice las políticas autonómicas e insulares, el establecimiento de cuotas de producto local en el sector turístico y los hipermercados, y la agilización del pago de las ayudas europeas.

Sebastià Ordines, líder de Unió de Pagesos ha considerado este lunes un "día histórico" para el sector por la gran afluencia a la tractorada y ha pedido disculpas a los ciudadanos afectados por su protesta.

La presidenta de Cooperativas Agroalimentarias, Jerónima Bonafé, ha agradecido la colaboración de las fuerzas de seguridad nacionales y de Palma y Baltasar Martí, líder de UPA-AIA, ha celebrado el apoyo de la ciudadanía.

El campo mallorquín lanza un SOS por su supervivencia