jueves. 18.04.2024

La candidata socialista al Govern y actual presidenta, Francina Armengol, saca pecho de los datos económicos de Baleares y de la creación de empleo para defender una linea de gestión que mantendrá si renueva la confianza de los ciudadanos. En esta entrevista con Economiademallorca la lider socialista desmenuza buena parte de su programa económico.

- ¿Cuál sería la primera decisión en materia económica si gana las elecciones del próximo 28 de mayo?

-Ya he anunciado que nuestra primera medida será la de equiparar a las familias con dos hijos y a todas las monoparentales a las familias numerosas, de manera que puedan acceder a todas las ventajas económicas que se ofrecen desde de la administración autonómica.

Estamos hablando de una medida que alcanzará a 91.000 familias y a unas 300.000 personas, que se beneficiarán de más deducciones fiscales, ayudas educativas, becas de transporte, ayudas a la vivienda, descuentos culturales, deportivos y de ocio...

Es una medida de acompañamiento a las familias, para mejorar su conciciliación y bienestar, y ofrecerles más recursos, sobre todo en educación y vivienda. Y un apoyo imprescindible para las mujeres, que forman el 80% de las familias monoparentales.

-¿Qué cambiará en el panorama económico de Baleares si renueva en la presidencia del Govern? 

-Tengo el honor de presidir un Govern con el que la economía de Balears se encuentra plenamente saneada y con unos ritmos de crecimiento económico que son el doble que los del conjunto de España y de la UE-27. Por tanto, tenemos una economía con unas perspectivas muy positivas para este 2023, con un crecimiento esperado del 3,9%.

En este contexto y ya con un nivel de PIB superior desde el segundo trimestre de 2022 al nivel de prepandemia, el reto económico de Balears no es tanto el corto plazo, sino afrontar los retos más estructurales, entre ellos aumentar la competitividad y la productividad general de nuestra economía y, a partir de ahí, conseguir que la sostenibilidad económica incluya a la sostenibilidad social y medio ambiental.

"Las decisiones económicas no deben ser cortoplacistas"

Esto es, las decisiones económicas no deben ser cortoplacistas, sino que debemos asegurarnos que el crecimiento económico debe trasladarse en una mayor productividad de las empresas, mejor calidad de vida de los trabajadores en particular y de los ciudadanos en general, así como que la rentabilidad económica no puede ser a costa del medio ambiente si no que debemos ser regeneracionistas.

Dentro de los elementos estructurales, debemos continuar el fuerte camino emprendido en la inversión en formación profesional, un elemento fundamental para aumentar la productividad de los trabajadores y las posibilidad de mejorar los salarios, en I+D+i y en el apoyo a la diversificación económica desde la confianza que los diferentes subsectores turísticos tienen ahora mismo un posicionamiento muy positivo.

-¿Cómo ayudará a la economía del empresario las medidas que piensan implantar?

-Es importante perseverar en que una de nuestras fórmulas de éxito ha sido el consenso del conjunto de nuestra política económica en el marco del Diálogo Social. Toda nuestra hoja de ruta económica ha sido pactada con los empresarios y con los sindicatos, y en la inmensa mayoría de casos incluyendo a la sociedad civil.

Hemos demostrado nuestra solvencia y experiencia, y el empresariado balear sabe que siempre ha tenido al Govern a su lado en los momentos más difíciles, trabajando juntos. Así seguirá siendo con nosotros.

El trabajo conjunto es permanente, pero ahora mismo puedo destacar el gran beneficio que supondrá para el tejido empresarial la entrada en vigor este años del Régimen Especial de Balears (REB), que incluye importantes ventajas fiscales para empresas y autónomos, para aumentar su competitividad y compensar así la insularidad. Era una reivindicación al Estado que la sociedad balear llevaba 40 años esperando.

Establece una reserva de inversiones para empresas y autónomos que supone una rebaja del Impuesto de Sociedades en el caso de las empresas, y del IRPF, en el caso de los autónomos, para incentivar la inversión de beneficios.

Son incentivos fiscales de los que podrán beneficiarse más de 47.000 empresas y 71.000 autónomos declarantes del IRPF por actividades económicas. Permitirá consolidar el crecimiento económico generando un impacto en nuestra economía de 349 millones de euros anuales (1% del PIB) y la creación de 3.191 empleos.

También prevé la reducción de la base imponible del impuesto de sociedades (un máximo del 90% del beneficio no distribuido) y deducciones en la cuota de los autónomos declarantes de IRPF (un máximo del 80% de su tipo medio de toda la actividad que derive de establecimientos situados en las Islas).

Se realizarán en los 3 años posteriores al año en que se declara el impuesto. Para obtener estos beneficios fiscales, las reservas deben destinarse a crear puestos de trabajo, a comprar acciones o participaciones de empresas de Baleares, a inversiones en I+D, a la mejora y protección del medio ambiente, a propiedad intelectual •lectual o elementos patrimoniales materiales (terrenos, construcciones, maquinaria, mobiliario...).

Y también establece un régimen fiscal especial para empresas industriales y del sector primario. Se bonificará el 10% de la cuota por mantenimiento de puestos de trabajo, y hasta un 25% de la cuota si se crean nuevos puestos de trabajo.

-¿Cuál es su opinión sobre el estado actual de la economía de las Islas Baleares?

-Como he dicho al principio, la economía balear presenta un estado excelente, incluso mejor que antes de la pandemia, de la cual nos hemos recuperado mejor y antes que nadie.

Volvemos a ser el motor de crecimiento de España y llevamos 16 meses en máximos históricos de ocupación. Y el de ahora es un crecimiento más justo y sostenible, y la ocupación, más estable y de más calidad.

-¿Cuáles son sus planes para fomentar la inversión y el desarrollo económico en la región?

-De cara al futuro inmediato resulta fundamental impulsar las diferentes palancas transversales que benefician a todos los sectores económicos. Así, planteamos en primer lugar aumentar la oferta de plazas de formación profesional, de modo que permitamos incrementar la cualificación de nuestros jóvenes, reduzcamos la tasa de abandono escolar temprano e incrementemos el número de personas tituladas que acceden al mercado de trabajo.

Todos los análisis apuntan que debemos seguir incrementando drásticamente la oferta de formación profesional en aquellos sectores estratégicos y emergentes de la economía balear.

La oferta se ha incrementado en los últimos años en un 35%, una cifra sin precedentes y que debe ir acompañada con la construcción de centros integrados de formación profesional, que hemos pasado de 4 centros en 2015 a 9 ahora mismo y que están en planificación para que al final de la próxima legislatura sean ya 16.

Por otro lado, debemos persistir en un fuerte incremento de los recursos en investigación y desarrollo para aumentar la competitividad de nuestro sistema económico. Igualmente, debemos seguir avanzando en el desarrollo de las políticas activas de empleo, especialmente de aquellas ligadas a la formación ocupacional y la intermediación laboral, para los cuales nuestro servicio público de empleo, SOIB, se ha mostrado muy efectivo.

"Proponemos crear el Instituto Balear de Finanzas destinado a dar cobertura a las Start-Up’s y a los proyectos superiores a los 750.000 euros"

Planteamos alguna medida novedosa como es la sofisticación de nuestro sistema público de capital riesgo para favorecer el desarrollo de proyectos con riesgo y que suelen quedar fuera del circuito financiero tradicional. Así, proponemos crear el Instituto Balear de Finanzas destinado a dar cobertura a las Start-Up’s y a los proyectos superiores a los 750.000 euros, que ahora mismo no encuentran acomodo.

En cuanto a las cuestiones sectoriales, no cabe duda de que hay una apuesta por incrementar la  vivienda de protección social, así como la de construcción privada con precio tasado. No cabe duda que ello, desde un punto de vista macroeconómico, supondrá un fuerte impulso y dinamización económica.

-¿Qué medidas tomará para reducir el desempleo y mejorar las condiciones laborales en Baleares?

-En estos momentos podemos decir que Balears camina hacia una situación de pleno empleo, no sólo en temporada alta, sino también en meses de menor actividad turística. Por ello, es importante remarcar que no existe en Balears un problema generalizado de acceso al empleo. Hay 125.000 personas más trabajando que hace 8 años.

Por eso ahora nos podemos centrar en que este empleo sea de calidad y en las mejoras salariales y laborales de los trabajadores y trabajadoras. Desde que gobernamos, más de 300.000 trabajadoras y trabajadores de estas islas han visto mejoradas sus condiciones laborales y salariales a través de nuevos convenios sectoriales, y también en la administración pública.

Para esto está sirviendo el crecimiento económico y por eso está sirviendo una forma de gobernar a través del diálogo y el pacto social. Para que todo el mundo salga beneficiado.

"Balears camina hacia una situación de pleno empleo"

Los socialistas siempre hemos estado, estamos y estaremos junto a los trabajadores y trabajadoras. Por eso nos preocupamos de que tengan trabajo, de que lo tengan de buena calidad y con un buen salario, y también con unas buenas condiciones y una buena salud.

Por eso en la nueva ley turística hemos introducido las camas elevables para las kellys y hemos establecido que habrá un límite de carga de trabajo. Y en nuestro programa electoral ahora avanzamos que extenderemos este tipo de medidas a todos aquellos trabajos que suponen una carga física. Porque la salud de las trabajadoras y los trabajadores no es ninguna tontería.

-¿Cómo planea equilibrar el turismo sostenible con el desarrollo económico de Baleares?

-Tanto en el Govern que presido como en el PSIB siempre lo hemos tenido claro: buscamos el equilibrio turístico. Hemos ido de la mano del sector para mejorar la calidad de la oferta y los establecimientos, porque ellos también son perfectamente conscientes de que no podemos crecer más en cantidad sino en calidad.

Hemos aprobado una nueva Ley para la circularidad y la sostenibilidad del Turismo, con un gran pacto con el sector y los sindicatos, que ya es un referente para otros muchos destinos.

Debemos aplicar medidas de decrecimiento para eliminar la oferta turística que ha quedado obsoleta"

A diferencia de otros, nosotros lo tenemos muy claro. Hemos dicho que no podemos crecer ni una plaza más. Y además de esto, debemos aplicar medidas de decrecimiento para eliminar la oferta que ha quedado obsoleta. Lo hemos hecho ya con la moratoria de plazas, con la fórmula de 2x1 para intercambiar plazas, y lo haremos ahora con la compra de hoteles obsoletos para realizar actuaciones de esponjamiento o pisos sociales.

Hemos demostrado que la mejora del modelo funciona y que éste es el camino a seguir: ahora tenemos más gasto turístico y con mayor rentabilidad para las empresas y, al mismo tiempo, estamos consiguiendo las mayores mejoras laborales y salariales para los trabajadores.

De esta manera seguiremos apostando por la modernización del sector turístico para tener una oferta de mayor calidad, hacerlo más rentable, con mejores condiciones para sus trabajadores, y más sostenible para los residentes y para el medio ambiente.

Estamos consiguiendo que el turismo sea el tractor de otros sectores, y la nueva ley del Turismo servirá precisamente para impulsar esto.

-¿Cómo aborda el problema de la vivienda asequible y la especulación inmobiliaria?

-El problema del acceso a la vivienda es un tema en el que no cabe ni la demagogia ni proponer soluciones mágicas, porque además hablamos de una de las principales dificultades a las que se enfrenta una gran mayoría de la población.

El encarecimiento de la vivienda es un problema global en toda España y Europa, especialmente en aquellas regiones y ciudades más dinámicas económicamente, como pueden ser Berlín, Madrid, Palma o Ibiza.

Y ante esto, en Balears hemos actuado más que nadie y como nunca se había hecho aquí. Hemos aumentado un 73% el parque de vivienda pública para alquiler social, multiplicado por 7 las ayudas al alquiler, acordado con los promotores la construcción de 14.000 viviendas a precio tasado, aumentado todas las deducciones fiscales, aprobado una ley autonómica pionera... y ahora, con la ley estatal, tendremos más instrumentos.

Los aprovecharemos para limitar el precio de los alquileres y para dar más incentivos a los propietarios. En Baleares, quien ponga una vivienda en alquiler a un precio asequible, no pagará impuestos por los ingresos de ese alquiler.

"En Baleares, quien ponga una vivienda en alquiler a un precio asequible, no pagará impuestos por los ingresos de ese alquiler"

Somos la única Comunidad que ofrece una deducción fiscal autonómica para ayudar a quien tiene una hipoteca variable y sufre la subida de los tipos de interés. Pues bien, si ahora esta deducción es de 250 euros, la aumentaremos hasta los 350.

Hay que perseverar en estas políticas y que todas las instituciones, ayuntamientos, consells, Govern y Estado, trabajemos en la misma línea. No nos podemos permitir retroceder, porque después cuesta demasiado volver a poner la maquinaria en marcha.

-¿Qué medidas tomaría para apoyar a las pequeñas y medianas empresas (PYMEs) en las Islas Baleares?

-En primer lugar, mantendremos el diálogo permanente para atender sus principales necesidades. Después de 4 años sin ninguna nueva gran superficie, por ejemplo, podemos garantizar que durante la próxima legislatura tampoco habrá más.

Entre algunas medidas concretas de cara al futuro, hemos anunciado que financiaremos a los emprendedores los costes de la Seguridad Social del primer empleado durante el primer año, y el 25% de los del segundo empleado.  También daremos ayudas a la constitución de pequeñas empresas y autónomos, además de impulsar programas de segunda oportunidad.

"Daremos ayudas a la constitución de pequeñas empresas y autónomos"

Somos y seguiremos siendo un referente en formación dual, tanto reglada como ocupacional, como fórmula para facilitar la contratación de personal cualificado en las empresas. En el caso de programas duales ocupacionales, ajustados a los sectores estratégicos y emergentes, adaptados a las especificidades de cada sector, se han invertido más de 15 millones en esta legislatura y han permitido crear más de 1.000 puestos de trabajo.

También seguiremos con las ayudas destinadas a la economía social (cooperativas y empresas de inserción laboral), para la internacionalización de empresas, y ligadas a la transición energética y la digitalización en el contexto de los fondos MRR.

Y no podemos obviar el impacto que ya están teniendo, y tendrán aún más, los fondos europeos para las empresas. En Balears ya hemos recibido 1.172 millones de euros del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, y ya han llegado a casi 7.000 particulares, entidades y empresas de las islas. 4.703 beneficiarios a través de los instrumentos activados por la CAIB y 2.759 a través de los mecanismos del Estado.

Con todo esto, no es casualidad que lideramos la ejecución de fondos europeos y que seamos la tercera Comunidad Autónoma que más recursos ha logrado captar en proporción a su peso poblacional procedentes del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y el fondo REACT en el marco del programa NextGenerationEU, con 940 euros por habitante, cuando la media española es de 643 euros por habitante.

-¿Cómo abordará la desigualdad económica y la pobreza?

-En primer lugar creo que cabe destacar que, desde que gobernamos (2015-22), y según el último informe de la EAPN (European Anti Poverty Network), se ha reducido un 22% la población de Balears que se encuentra en riesgo de pobreza. Es la mayor reducción de todas las Comunidades, y casi el triple que en el conjunto de España (-8%)

También se ha reducido un 46,6% el número de personas que viven en situación de pobreza severa, siendo igualmente la mayor reducción de todas las Comunidades. En el conjunto de España, ha aumentado un 4%.

Todo esto habiendo superado una pandemia que golpeó especialmente a la economía de Balears. Esto se ha conseguido gracias a las políticas pactadas con los agentes sociales antes las dificultades, a la labor y el apoyo impagable del Tercer Sector, y a medidas dirigidas a los más vulnerables, como la Renta Social Garantizada o los escudos sociales.

Debemos insistir en esta forma de trabajar para reducir la desigualdad, y en el impulso de un crecimiento más justo y sostenible socialmente, como el que estamos alcanzando ahora.

-¿Cómo piensa proteger y fomentar la producción local y la agricultura sostenible?

-El peso relativo del sector primario en Balears ha pasado de un 0,6% a un 0.9% en los últimos años. El sector agrario y pesquero ha incrementado un 50% su peso dentro de nuestra economía. Y sin tener en cuenta la industria de transformación agroalimentaria, con gran importancia pero que se incluye en el sector industrial.

De cara al futuro, en la ley para la circularidad y sostenibilidad del Turismo incluye un fuerte apoyo a este sector. De momento un mínimo de un 3% de la oferta de la oferta de los establecimientos deberá ser de producción local, y deberá especificarse.

Hemos conseguido que la nueva PAC europea reconozca, por primera vez, el hecho insular, una reclamación histórica del sector y las instituciones de las Illes Balears. Hasta ahora un agricultor cobraba 36 euros menos por hectárea que uno de la Península. A partir de ahora cobra 63 euros más. En el conjunto de todas las Islas la ayuda por hectárea es ahora de 188,64 euros, mientras que en la península es de 125,44 euros de media.

Y desde el Govern hemos añadido más recursos que nunca al sector primario para completar estas ayudas, la semana pasada el Consell de Govern aprobó destinar 95 millones de euros al FOGAIBA para poder ejecutar las ayudas de desarrollo rural, el segundo gran pilar de la PAC después de las ayudas directas financiadas completamente por la Comisión Europea.

Se trata de una financiación muy superior a la cantidad obligatoria que debería invertir el Govern, que son aproximadamente 52 millones. La cuantía de más que pone el Govern es de más de 42 millones de euros.

Des de la Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación también se acaban de publicar dos líneas de ayuda para impulsar la transformación, comercialización y desarrollo de productos agroalimentarios por valor de 20 millones de euros. Una de ellas de 5 millones es la convocatoria ordinaria para transformación, comercialización y desarrollo agroalimentario. La segunda, con 15 millones y nueve, está centrada en proyectos estratégicos.

Paralelamente, y también esta semana, la Conselleria ha sacado una línea de ayudas para el sector lácteo de las Islas con un presupuesto de 2,8 millones de euros, dirigida especialmente al sector en Menorca.

-¿Cuál es su opinión sobre el funcionamiento del  impuesto turístico y cómo cree que beneficia o afecta a la economía?

-La aplicación del Impuesto del Turismo Sostenible (ITS) en Balears, que desde el PSIB siempre defendimos, ha sido un éxito incuestionable. Tanto es así que incluso sus mayor detractor, el PP, ahora ya lo asume y nunca lo eliminaría si tuviese esa oportunidad.

"La aplicación del Impuesto del Turismo Sostenible (ITS) en Balears, que desde el PSIB siempre defendimos, ha sido un éxito incuestionable"

A pesar de los pronósticos equivocados de algunos, el ITS no ha afectado ni a la llegada de turistas ni a la rentabilidad de los establecimientos de alojamientos, que ahora tienen una oferta con los precios más elevados.

El propio turista entiende y se siente corresponsable del pago de un impuesto que después se puede destinar a financiar proyectos que mitiguen las externalidades negativas del turismo, como la regeneración ambiental o el encarecimiento de la vivienda, e incluso para proyectos que mejoren la calidad del producto turístico.

-¿Qué medidas tomaría para garantizar la sostenibilidad financiera de los servicios públicos en Baleares?

-En primer lugar es imprescinbible una gestión presupuestaria rigurosa y solvente. Las Illes Balears hemos acabado 2022 en equilibrio presupuestario, llevamos dos años sin déficit y para este año se prevé continuar en esta línea.

Hemos sido el primer gobierno de Balears que reduce la deuda autonómica, tanto en términos relativos como en cifras absolutas. Confiamos en continuar esta tendencia de control y reducción de la deuda que iniciamos la pasada legislatura. En ocho años la hemos reducido en casi tres puntos (del pico del 29,5% de 2015 a un 26,6%), y en los cuatro años anteriores con el PP se aumentó en más de 11 puntos.

Es esta gestión la que nos ha permitido centrarnos en nuestra prioridad política: la reconstrucción de los servicios públicos tras los recortes del PP, y su fortalecimiento e impulso, que ahora continuaremos.

Hemos aumentado año tras año el presupuesto, con cifras récord para políticas sociales (un aumento del 77% del gasto social en el presupuesto desde 2015, entre sanidad, educación, servicios sociales, vivienda y empleo).

Armengol: " La economía balear presenta un estado excelente, incluso mejor que antes de...