domingo. 19.05.2024

La Federación de la Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca (PIMEM) ha anunciado este jueves, su rechazo a la iniciativa del Gobierno de permitir la venta de alimentos elaborados en viviendas particulares.
 

La patronal ha advertido de que esta iniciativa generará problemas, además de una competencia desleal para restaurantes, panaderías o pastelerías.
 

“Hablamos de una actividad que se da pero que admite que demasiados supuestos, dan “barra libre” y provoca una competencia desleal con determinados sectores que si están obligados a cumplir con la estricta normativa vigente, incluso a la hora de abrir un establecimiento. Bajo ningún concepto pueden convertirse en competencia de los restaurantes”, según el Comité Ejecutivo de PIMEM.
 

Para la PIMEM esta medida de es una “ocurrencia” que ataca directamente a las pequeñas y medianas empresas y cuestiona la seguridad alimentaria que tanto se exige a restauradores y a otros negocios relacionados con la alimentación.
 

También la PIMEN ha denunciado que además de tener que competir con las grandes empresas, ahora tendrán que hacerlo también con gente que "sin ningún tipo de exigencia empresarial, sanitaria o de adecuación de espacio podrá servir comida”.
 

Otro problema que señala el presidente de la PIMEM, Jordi Mora, es el de la fiscalidad por considerar que “se está creando un escenario para que circule el dinero en B cosa que no solo rechazamos sino que combatimos entre todos y esta “ocurrencia” puede ser terreno abonado para este práctica”. 

PIMEM rechaza que se permita la venta de comida preparada en una vivienda