miércoles. 24.04.2024

La presidenta del Govern, Francina Armengol, y el vicepresident y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, han asistido a la presentación de los tres primeros buses adquiridos por la EMT que se moverán con hidrógeno verde de la planta de Lloseta. Los vehículos, financiados con fondos de la Ley de capitalidad, se incorporarán a diferentes líneas a partir de la semana que viene.

Se trata de los primeros de cinco buses que formarán parte de la red de transporte público de Palma, y la convertirán en la segunda ciudad española que dispondrá de vehículos impulsados por hidrógeno, después de Barcelona. Cada uno mide 12 metros de largo y, en total, han costado 4,8 millones de euros, de los cuales 3,7 han sido financiados por el Govern.

Durante la presentación, Francina Armengol ha recordado que «desde 2015 en las Illes Balears hemos hecho una apuesta por la transición energética justa pionera» y ha afirmado que «estamos haciendo una revolución en movilidad» con medidas como la presentada hoy, la electrificación del tren, la ampliación de la red ferroviaria o la transformación de las concesiones de bus interurbano en Mallorca.

La presidenta del Govern también ha agradecido al Ayuntamiento de Palma y al Gobierno de España que «crean» y trabajen también hacia la transición, así como a las empresas que colaboran desde la planta de hidrógeno verde: «supimos ver, en la crisis de la planta de CEMEX, la oportunidad, hemos sido los primeros en producir moléculas de hidrógeno renovable en el sur de Europa y hoy todo este trabajo tiene sentido», ha dicho.

Los que se han presentado hoy se suman a los doce buses eléctricos que se presentaron la semana pasada y que también tienen financiación del Govern de les Illes Balears. Con estos buses, el Govern contribuye a la segunda fase de renovación de la flota de vehículos de la EMT de Palma, como ya hizo durante la primera fase, que supone la incorporación progresiva de 65 nuevos autobuses para haber renovado, desde 2015, el 90 % de la flota.

Las autoridades en uno de los nuevos autobuses.
Las autoridades en uno de los nuevos autobuses.

El proyecto de producción de hidrógeno verde en la planta de Lloseta forma parte de la iniciativa europea Green Hysland y nace en la antigua fábrica de cemento de CEMEX. Ha sido el primer proyecto mediterráneo que ha recibido financiación europea para su ejecución. Concretamente, la Unión Europea ha destinado 10 millones de euros de los casi 50 que la planta de hidrógeno ha movilizado en total, 3,75 de los cuales llegan a través del Govern para la adquisición de estos buses. La planta de hidrógeno de Lloseta fue la primera planta de todo el Estado y del sur de Europa en producir moléculas de hidrógeno.

El hidrógeno verde de Lloseta empezará a mover los primeros buses de la EMT de Palma