martes. 29.11.2022
Entre este agosto y el anterior, las compraventas de inmuebles crecieron un 15% a nivel nacional, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Aunque Andalucía y Cataluña reunieron el mayor número de transacciones en ese mes, las Islas Baleares también experimentaron ese crecimiento. En Mallorca, un 24% mayor respecto a las compraventas de agosto de 2021 y superando a la cifra de 2019, previa a la pandemia.

 

Entre los atisbos de recuperación, la oportunidad

A pesar de los estragos de la inflación, sumados a la paulatina recuperación económica tras la pandemia, parece que el sector inmobiliario empieza a mostrar síntomas de recuperación. Una noticia que no solo obedece al retorno de la normalidad y su impulso a la economía, sino también a una posible caída del 9% en el precio de la vivienda, según estimaba el Banco Central Europeo (BCE) a principios de este mes de noviembre.

Junto a ese contexto económico, factores como las distintas opciones de reunificación de deudas con hipoteca, o la existencia per se de este momento de oportunidad tanto para propietarios como para compradores, han contribuido a dicha recuperación. Un gráfico ascendente que ha tomado el pasado mes de agosto como muestra. Cuando los préstamos hipotecarios crecieron un 10,5%, la mayor cifra en ese mes desde 2010.

Un 15% más de transacciones nacionales en agosto

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado mes de agosto se realizaron 57.327 compraventas de inmuebles a nivel nacional; un 15% más respecto al mismo mes el año pasado, cuando la cifra fue de 49.899. En cuanto a su tipología, se mantiene la constante de hace años. Ya que, del total de compraventas, un 82% de las viviendas fueron de segunda mano y un 17% nuevas, con 47.206 y 10.121, respectivamente.

Dejando atrás el año 2020, dado su impacto en la economía y, por lo tanto, en el sector del inmueble, el pico de compraventas aumentó un 12% entre los meses de mayor movimiento de este año y el pasado: con 60.059 en el pasado mes de mayo y 53.619 en septiembre de 2021. Aunque los datos en agosto son muy reveladores, dado que ilustran una recuperación que, en agosto de 2019, se situaba en 35.723 transacciones.

En cuanto al espectro autonómico, Andalucía y Catalunya reunieron la mayor cifra el pasado agosto entre el resto de Comunidades Autónomas el pasado mes de agosto, con 12.797 y 8.717 compraventas de inmuebles, respectivamente. Seguidas en menor o mayor medida por la Comunidad de Madrid y la Comunitat Valenciana, también las Islas Baleares mostraron signos de recuperación, según los mismos datos del INE.

 

Mallorca recupera las cifras previas a la pandemia

Abordando el panorama balear, se realizaron 1.571 transacciones de viviendas en las Islas Baleares durante este mes de agosto. De nuevo, con los inmuebles usados representando a la mayoría —1.300, un 82% del total— frente a los nuevos —el 17% del conjunto, con 271 transacciones. Sin embargo, presentando un ligero aumento del 4% respecto a agosto de 2021, cuando el número de transacciones fue de 1.510.

No obstante, mayor es el crecimiento desglosándolo por islas. Ya que, según l’Institut d’Estadística de les Illes Balears (Ibestat), la compraventa de inmuebles en Mallorca creció un 24% entre este agosto y el del año pasado, pasando de las 995 transacciones a las 1.233. Siguiendo los datos totales, llegando incluso a superar las cifras de 2019 en un 3,3%, con 11.138 compraventas en 2021 y 10.777 el año anterior a la pandemia.

 

¿Qué opciones han tenido los compradores?

Como es evidente, bajo un prisma de todavía incertidumbre económica, costear una vivienda no es posible para muchos. De hecho, el precio balear de la vivienda por metro cuadrado es un 77% mayor al peninsular. Siendo de 1.492 €/m2 la media en la península, frente a los 2.640 €/m2 de las islas, según los últimos datos publicados por el Consejo General del Notariado. Diferencia casi siempre constante en su comparación.

Sin embargo, esa distancia de casi el doble entre ambos precios no ha sido impedimento alguno para detener las transacciones. Para costear la inversión, además de disponer de un buen colchón, muchos optan por refinanciar las deudas con la hipoteca en un solo pago mensual. Ofreciendo el hogar como aval o garantía frente a los préstamos, alternativa que ofrece la posibilidad de pagar menos, pero durante mucho más tiempo.

Pero, sea cual sea la opción escogida para la inversión, este buen ritmo estatal en las compraventas de viviendas, junto a la jurada caída de su precio, encauza el caldo de cultivo idóneo para fortalecer el sector inmueble. Donde será preciso añadir el trabajo del Gobierno en la mejora de la Ley del Suelo actual. Cuyo objetivo es agilizar y corregir las problemáticas con los trámites que paralizan algunos planes urbanísticos.

El sector inmobiliario se recupera y las cifras de agosto lo demuestran
Comentarios