domingo. 14.04.2024

El sector de la construcción se estanca en Mallorca a la vez que crece la demanda y la presión para conseguir una vivienda. Es la gran contradicción de nuestros tiempos y que está marcando el hecho de que acceder a un bien básico como es un techo bajo el que vivir, se haya convertido en un poco menos que una quimera para una parte importante de la población.

Esto es lo que desvelan al menos los datos hechos públicos por el Colegio de Arquitectos de Baleares. En esta radiografia detallada se precisa que  durante el año 2023, en Mallorca se realizaron un total de 4.444 obras, con una ligera disminución del -0,18% respecto al año anterior. A pesar y este descenso, se han visado 8 obras más que en 2022, con un primer semestre de incremento constante y un segundo semestre que muestra una tendencia negativa.

El resto de datos que se adjuntan presentan un prefijo negativo. Así baja casi un 3% el número de viviendas con 2.274. También se reduce el presupuesto de construcción con 999 millones, un 4,36 menos y finalmente se reduce el número de metros cuadrados edificados en un 2,47% hasta los 1,3 millones.
 

En cuanto a las viviendas de nueva creación, se registró una baja de 68 viviendas respecto al año anterior, con un primer trimestre de caída seguido de una estabilización hasta septiembre y un repunte posterior. Las viviendas unifamiliares cerraron ligeramente positivos con 6 viviendas más que el 2022, mientras que los plurifamiliares registraron un saldo negativo de 74 unidades, con una tendencia a la baja hasta agosto y un posterior crecimiento pronunciado a partir de septiembre.


En Mallorca el pasado año se edificaron un total de 1.158 viviendas unifamiliares y solo 1.116 plurifamiliares lo que ofrece una perspectiva muy clara de hacia donde se dirige un sector que carece de suelo y rentabilidad para edificar precisamente promociones más asequibles que es la gran demanda de las personas de a pie.

En cuanto a VPO el panorama no es halagüeño puesto que en 2023 se edificaron 47 viviendas por 93 un año antes pero muy lejos  del tope de 633 que se llegaron a construir en 2006.

“No nos estamos dedicando a reformar y rehabilitar nuestros edificios o viviendas. Tenemos que aprovechar ahora que tenemos los fondos  Next  Generation para hacerlos eficientes energéticamente. A partir del 2050, a Europa no podremos vendrer ni alquilar nada que no lo sea. Es ahora que tenemos ayudas cuando tenemos que hacer los deberes” dice el decano del Colegio de Arquitectos de Baleares, Bernat Nadal.



“El urbanismo es un pacto de la sociedad. Es esencial la colaboración público-privada para hacer a vivienda público. Es la única forma para que nuestros hijos puedan tener una vivienda en un futuro” afirma el Presidente de la Demarcación de Mallorca del COAIB, Joan Cerdà.

“Nos encontramos en la época con falto construcción de vivienda plurifamiliar desde tenemos datos” afirma Joan Cerdà. “Se está creando muy poca vivienda y la mitad del que se crea es unifamiliares” concluye el Presidente de la Demarcación de Mallorca.

En esta radiografia también adquiere importancia el reparto territorial de en donde se está construyendo en Mallorca. En cuanto a plurifamiliar gana la partida Palma con 630 unidades, seguido de lejos por Capdepera con 63, Inca con 60 o Calviá y Marratxí con 39.

Si vamos al sector unifamiliar en Palma se levantaron 121 viviendas seguido por Calviá con 98, Manacor con 97, Marratxí con 85 o ya más lejos, Santanyí con 61. En este capítulo también merece especial atención la construcción de viviendas en suelo rústico. Aquí lidera el ranking Manacor con 32 unidades, Felanitx con 23 o Santanyí con 19. Después quedan Campos y Llucmajor con 18 y 16 viviendas respectivamente.

La radiografia del ladrillo en Mallorca: la vivienda unifamiliar le gana la partida a...