jueves. 22.02.2024

La inversión hotelera cerrará 2023 por encima de los 3.000 millones de euros, una cifra similar o ligeramente superior a la registrada el año anterior, según las previsiones presentadas este jueves durante una conferencia organizada por la inmobiliaria Cushman & Wakefield.
 

Destacan la actividad "intensa" registrada en el mercado inversor durante el presente ejercicio, especialmente durante el segundo semestre, en el que "se han visto y verán" un importante número de transacciones, después de la cautela reinante en los primeros seis meses del año, según puntualiza el codirector de la entidad, Albert Grau.
 

España es el mercado que anotó un mayor volumen por operaciones en el primer semestre de 2023 en Europa, con 1.684 millones de euros, seguido por Francia y Reino Unido.
 

Madrid, Málaga y Barcelona son los municipios urbanos más solicitados por los inversores, mientras que Mallorca, la Costa del Sol (Málaga) e Ibiza son las áreas turísticas favoritas.
 

Por tipo de infraestructura, el segmento vacacional y los establecimientos de lujo son los grandes atractivos para los inversores, que consideran estos activos "como trofeos", como las adquisiciones del Mandarin Oriental en Barcelona, el Palacio del Retiro en Madrid o el W y The Standard en Ibiza (Islas Baleares).

Precisamente, el 95% de los inversores se muestran optimistas ante el rendimiento de los hoteles de lujo y el 89% respecto a los resorts.

Por otro lado, los participantes han tratado los retos del sector para 2024, entre los que remarcan la evolución del precio del dinero, la búsqueda de talento y el avance en la digitalización del negocio para cumplir las exigencias de la demanda, además de la necesidad de tornar la industria turística en un actor más sostenible.

Mallorca e Ibiza, entre las áreas turísticas favoritas para la inversión hotelera en...