miércoles. 28.02.2024

Acceder a una vivienda digna en Baleares y más en concreto en Palma se está convirtiendo en misión imposible. La carestía de los precios y la falta de oferta de alquiler provoca que mucha gente se plantee nuevas opciones como son las habitaciones en piso compartido. De hecho según los datos publicados por la plataforma Idealista, en España la oferta de habitaciones en piso compartido crece un 42% en el último año. Esta subida de la oferta ha logrado mantener los precios, que solo crecen un 5%.

A nivel nacional, en estos momentos hay una mayor oferta de habitaciones disponibles frente a hace un año en todas las capitales de provincia, excepto en 5. Una de ellas es Palma donde se produce la tormenta perfecta. Y es que en un año la oferta de esta variante habitacional ha descendido un 4%. 

Esto se ha producido, según Idealista, en un marco en el que el interés por este tipo de alquiler se ha disparado un 63% en la ciudad. Esta demanda y la reducción de la oferta ha conducido a que el precio de este alquiler haya subido un 11% en solo un año. De hecho, Palma es, de las grandes ciudades, donde más suben los precios.

 Ahora se situa en los 445 euros de media al mes. Para que nos hagamos una idea, en una parte importante de las provincias españolas se pueden encontrar habitaciones a la mitad de este precio.

El mayor incremento de oferta se ha producido en Castellón de la Plana (377%), Albacete (231%) y Lleida (161%), mercados en los que la oferta de este tipo de habitaciones es tradicionalmente baja, por lo que cualquier alteración genera porcentajes muy elevados.

Entre los mercados más dinámicos, la mayor subida de oferta disponible ha dado en Alicante, donde el stock de habitaciones es un 86% más elevado que hace un año. Le siguen Valencia (81%), Sevilla (51%), San Sebastián (42%) y ya por debajo de la media nacional Barcelona (33%), Málaga (28%) y Madrid (27%).

En relación con los movimientos en la oferta disponible y de las subidas del precio del alquiler, los precios en las capitales han sido mayoritariamente alcistas, y solo se han reducido en San Sebastián (-6%), Segovia (-4%) y Zaragoza (-1%). La mayor subida, por su parte, se ha dado en Badajoz, con un ascenso del 45%, seguido por Albacete (25%), A Coruña (23%), Huelva (20%), Burgos (20%) y León (19%).

Entre los grandes mercados, la mayor subida se ha dado en Palma (11%), Barcelona (10%), Madrid (9%), Valencia, Bilbao y Málaga (5% en los tres casos). Las habitaciones también se han encarecido en Alicante (1%), mientras que Sevilla se han mantenido estables. Barcelona es la ciudad con los alquileres de habitaciones más caros de España, ya que alcanzan los 530 euros mensuales de media. Le siguen Madrid (480 euros), Palma (445 euros) y San Sebastián (425 euros). En un total de 7 capitales el precio está establecido en 400 euros mensuales: Santa Cruz de Tenerife, Pamplona, Vitoria, Girona, Valencia, Málaga y Bilbao.

En Sevilla el precio queda establecido en 370 euros, mientras que en Alicante está en 350 euros. Palencia y Zamora son, en cambio, las ciudades más económicas para alquilar una habitación: ambas comparten un precio medio de 200 euros mensuales. Ciudad Real, con 215 euros, ocupa la tercera posición, seguida por Jaén y Cáceres con 225 euros.

El impacto de la relevante subida de oferta se ha visto limitado por una demanda que ha seguido, en términos generales, creciendo en paralelo, lo que ha permitido que los precios siguieran creciendo.

El número de personas interesadas en cada habitación se ha mantenido estable a nivel nacional (con un mínimo decremento del 2%), pero han sido 35 las capitales en las que ese número ha crecido. La mayor subida se ha dado en Zamora, donde se han incrementado un 270%, seguida por Ourense (152%), Ávila (119%) y Bilbao (118%). para más información:

Entre los grandes mercados el número de personas interesadas por habitación ha crecido con fuerza en Palma (63%), mientras que el aumento ha sido más moderado en Málaga (11%), Madrid (9%) y San Sebastián (2%). Aún así, este volumen se ha reducido en Alicante (-25%), Valencia (-23%), Barcelona (-13%) y Sevilla (-13%).

La mayor caída se ha producido en Castellón de la Plana (-69%), seguida de Albacete (-34%), Almería (-33%), Pamplona (-33%) y Córdoba (-32%).

Más del 50% de las ofertas de habitaciones en alquiler (el 53%) se encuentran situadas en las ciudades de Madrid (25% del total), Barcelona (12%), Valencia (9%) y Sevilla (7%). La suma delas 30 capitales de provincia en las que menos habitaciones  hay solo supondría el 14% del total del parque disponible.

El drama de la vivienda en Palma: ni el piso compartido es una opción viable