domingo. 23.06.2024

ABINI, la Asociación Balear de Inmobiliarias Nacional e Internacional, pide al Govern que ponga en marcha medidas contundentes para solventar el grave problema que existe en Baleares sobre el acceso a la vivienda y la continua escalada de precios a la hora de adquirir un inmueble. 

Así lo ha manifestado Hans Lenz, presidente de la Asociación, quien reconoce que en Baleares “no se aplica la regla básica de la economía según la cual con una reducción de la demanda bajan los precios”.

A pesar de registrar un desplome del -29,8% en el número de operaciones inmobiliarias en julio de 2023, somos la segunda comunidad donde más suben los precios de la vivienda, con un aumento del 10’3% comparando los datos de julio del año pasado. El último informe del Consejo General del Notariado nos diferencia de lo que ocurre de media en el resto de España donde el número de compraventas cae un 14'5 % y los precios bajan un 2’6 % durante el mes de julio de 2023.

Baja la demanda, pero suben los precios

Según los análisis realizados por ABINI sobre la evolución del mercado durante los últimos años y según los datos aportados por el Consejo General del Notariado, en Baleares la demanda de adquisición de inmuebles ha sufrido fuertes impactos: en 2020, y debido a la pandemia, el número de operaciones se desplomó un -26’8% para subir de manera vertiginosa en 2021. Concretamente un 52’5%.

A partir de ese año la demanda no ha hecho más que bajar, un 7’6% en 2022 y, en lo que llevamos de año, la tendencia sigue en negativo respecto al año anterior. Aun así, los precios están sufriendo una tendencia a la inversa ya que la vivienda cada vez tiene un precio más elevado y un peso más significativo para los personas que residen en las Islas. Baleares, comunidad líder en el precio de la vivienda.

En Baleares se necesitan más de 17 años de sueldo para pagar una vivienda, 10 años más de los que se necesitan en el resto del país. A todo ello hay que añadir que nuestras Islas han aplicado una presión fiscal que ha situado a la Comunidad Autónoma con los impuestos más caros en la compra de viviendas.

Las recientes medidas de reducción fiscal para la adquisición de primera vivienda para jóvenes es bienvenida, pero las múltiples y exageradas subidas en los impuestos sobre la adquisición de vivienda practicada en las dos legislaturas anteriores han aumentado mucho el esfuerzo que se debe hacer para adquirir una vivienda en las Islas Baleares. Con estas cifras es muy probable que el Govern Balear no pueda conseguir sus objetivos en recaudación de impuestos directos valorados en 1.670 millones de euros.

¿Por qué?

En los últimos dos años el precio de la vivienda se ha incrementado en Baleares en un 21’3% según los registros oficiales del Notariado. Si hacemos una comparación interanual el incremento entre julio de 2022 y julio de 2023 es de un 10’3%. Los precios no dejan de subir mientras la demanda de adquisición se está contrayendo de manera considerable.

Esta anomalía específica de Baleares tiene causas claras según ABINI. Entre estas causas figura "el desequilibrio sistémico entre la necesidad de una población en crecimiento, la falta de previsión en los planeamientos municipales e insulares o el déficit crónico de vivienda vivienda social y la falta de nueva vivienda a precio asequible.

También explican como motivo la inexistencia de incentivos y ayudas para que el sector pueda producir vivienda a precios moderados. Además señalan al bloqueo y estancamiento burocrático en la tramitación de expedientes y generación de nuevos espacios urbanos así como a los sobrecostes de inflación, aumentos de intereses y alza imparable del coste del suelo en el precio de la vivienda

Venta a extranjeros

De la misma manera, desde las agencias inmobiliarias asociadas a ABINI se da en todas la misma circunstancia, la venta a extranjeros lleva un año decreciendo y en el primer trimestre del año Baleares capitaneó el descenso a nivel nacional con una reducción del 31%, mientras la media nacional aumentó un 8%. A falta de disponer de datos para el segundo trimestre parece evidente que esta tendencia se mantiene.

Consideramos que los motivos estarían en el estancamiento económico de Alemania, la fuerte pérdida de valor de casi el 20% de la corona sueca y los agónicos efectos del Brexit en Reino Unido. Además de ello, el mercado norteamericano o de otros países no comunitarios no es tan significativo como para poder hablar de un cierto equilibrio de la balanza.

Queda totalmente claro que la compra por parte de extranjeros tiene un efecto menor en el aumento de precios en las Islas, ya que a pesar de esta fuerte reducción los precios de venta continúan subiendo.

Soluciones

Por todo ello, y en vista de que la tendencia va a seguir en la misma línea, desde ABINI se pide al Govern de las Islas que impulse nuevas medidas que rompan esta tendencia alcista en la venta de inmuebles porque todos tenemos el derecho de tener una vivienda digna. 

Medidas que se podrían impulsar como la creación de un Decreto de Emergencia Habitacional y un Observatorio de la Vivienda para tener datos fiables y reales en cada momento que nos permitan poder ir adecuando las medidas a adoptar en función de cada momento.

ABINI advierte: "Baja la demanda para comprar inmuebles pero aumentan los precios"