miércoles. 29.05.2024

El conseller de Fondos Europeos, Universidad y Cultura, Miquel Company, ha presentado una nueva convocatoria de subvenciones a representantes del sector empresarial y de la comunidad científica por la que se ofrecen ayudas a empresas y agrupaciones sin ánimo de lucro con objeto de impulsar proyectos de investigación científica aplicada.

La autorización de la convocatoria fue aprobada por el Consell de Govern el pasado lunes 3 de abril por un valor global de 5 millones de euros (3 millones procedentes de FEDER, 1 millón del Impuesto de Turismo Sostenible y 1 millón de fondos propios *CAIB), que se destinarán a dos líneas de ayudas para aportar financiación a proyectos de investigación científica y tecnológica, que tendrán que ejecutarse entre 2024 y 2027.

La Dirección General de Política Universitaria e Investigación es la encargada de gestionar esta herramienta diseñada para generar nuevo conocimiento muy enfocado a la transferencia hacia el sector productivo. Una de las líneas previstas se ha diseñado para favorecer las iniciativas conjuntas con participación de empresas y centros de investigación, mientras que la otra línea está destinada a financiar proyectos empresariales de I+D individuales.

Así, el sistema de ciencia, tecnología e innovación de las Illes Balears incrementará su relación con un entorno cada vez más competitivo, que exige la generación de nuevo conocimiento científico y de nuevos cambios tecnológicos con objeto de gestionarlos y aplicarlos a la producción, a la explotación racional de recursos naturales, a la mejora del sector de la salud, a los sectores de la alimentación y de la educación, entre otros ámbitos.

Los proyectos se podrán presentar en dos modalidades diferenciadas. Por un lado, en la modalidad 1, proyectos individuales, gestionados por una única entidad privada o agrupación sin ánimo de lucro y ejecutados en su totalidad por un único equipo de investigación. Por otro lado, dentro de la modalidad 2, proyectos coordinados, formados por dos subproyectos, cada uno gestionado independientemente, y ejecutados por equipos de investigación diferentes (uno lo tendrá que gestionar una entidad privada o agrupación sin ánimo de lucro y el otro subproyecto lo tendrá que gestionar un centro público de investigación. Cada entidad privada o agrupación sin ánimo de lucro podrá presentar un proyecto a la modalidad 1 y un proyecto a la modalidad 2. Los centros públicos de investigación podrán presentar, a la modalidad 2, tantos proyectos como sea necesario.

En cuanto al tipo de actividades, pueden ser actuaciones objeto de los proyectos los trabajos experimentales o teóricos emprendidos con el objetivo primordial de adquirir nuevos conocimientos que contribuyan a mejorar la competitividad de la empresa. Así mismo, también tienen cabida las actuaciones de investigación planificada o los estudios críticos encaminados a adquirir nuevos conocimientos y aptitudes, que puedan ser útiles para desarrollar nuevos productos, procesos o servicios, o que permitan mejorar considerablemente los ya existentes.En cuanto a las categorías de empresas que pueden ser beneficiarias de esta convocatoria, son: empresas medianas (menos de 250 empleados y un volumen de negocio anual que no exceda los 50 millones de euros, o que el balance general anual no exceda de 43 millones de euros; pequeñas empresas (menos de 50 empleados y un volumen de negocio anual que no supere los 10 millones); y microempresas (menos de 10 empleados y un volumen de negocio anual que no supere los 2 millones de euros).

En relación a la intensidad máxima de las ayudas, los límites serán de un 50% de los gastos subvencionables para la investigación industrial y uno de un 25% de los gastos subvencionables, para al desarrollo experimental, que podrán aumentarse en 20 puntos porcentuales para investigación industrial si son pequeñas empresas, en 15 puntos porcentuales para investigación industrial si la acción implica una colaboración efectiva entre una empresa y organismos de investigación y difusión de conocimiento y en 20 puntos porcentuales para desarrollo experimental si son pequeñas empresas. En todo caso, la intensidad máxima de la ayuda y, por lo tanto, el máximo subvencionable será del 60% del presupuesto presentado en el momento de la solicitud. Hay que destacar que las ayudas no están sometidas al reglamentos de minimis sobre ayudas de Estado.

“El conocimiento científico y tecnológico son una de las principales riquezas de las sociedades y resultan indispensables para impulsar el desarrollo económico y social. De hecho, sabemos que la prosperidad de las sociedades va asociada al valor que añaden estos conocimientos a los productos y servicios que generan. Por ello, a pesar del alto nivel de producción científica protagonizado por las Illes Balears en los últimos años, tenemos que poner en marcha mecanismos apropiados para ligar esta generación de nuevo conocimiento con el incremento de nuestra competitividad”, ha explicado el conseller.

El Govern repartirá 5M€ en ayudas para favorecer la investigación y el conocimiento...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad