jueves. 20.06.2024

El pleno del Ayuntamiento de Marratxí ha reafirmado por unanimidad su rechazo a los parques fotovoltaicos que puedan causar molestias que afecten a los vecinos.
 

El pleno votó el martes dos nuevas mociones sobre esta cuestión de los grupos de la oposición, PSIB y Més per Marratxí, que contaron con el apoyo del equipo de gobierno, PP y Vox, ha informado el consistorio.
 

Además, el alcalde, Jaume Llompart, informó de los avances en la tramitación de algunos de estos proyectos, como la aprobación de una propuesta de trazado de la línea de evacuación alternativa para el parque fotovoltaico de Puntiró (Hive I y II) que la limita a un kilómetro de extensión.
 

"Después de una serie de reuniones con la promotora y representantes de las plataformas afectadas, se ha limitado el impacto a tan sólo 1 kilómetro. El parque fotovoltaico de Puntiró ha cambiado su trazado de la línea de evacuación y los 10 kilómetros proyectados entre Sa Cabaneta y Pòrtol ya no pasarán prácticamente por Sa Comuna", destacó Llompart.
 

El Consistorio había mostrado su total desacuerdo con el trazado de la línea de evacuación de alta tensión del proyecto del Parc Fotovoltaic de Puntiró. El parque pertenecerá a Palma, pero la línea de evacuación afectaba a Pòrtol y Sa Cabaneta. De los 10 kilómetros totales, 6,3 estaban en Marratxí.
 

Las áreas afectadas eran el Camino de Can Fornés, las calles Cas Canonge, Trinidad, Sa Torre, Escuela, Mayor y Son Caulelles de Pòrtol. En cuanto a Sa Cabaneta, impactaba las calles Jaume I, el camino de Can Domingo, varias parcelas particulares y la Ma-3017, es decir, la carretera de Sa Comuna, hasta el término municipal de Palma. La instalación de esta línea comprometía la implantación futura de servicios básicos como los de agua potable, aguas residuales, recogida de pluviales y alumbrado público.
 

La primera de las mociones aprobadas insta al Consell de Mallorca y al Govern balear a realizar los cambios normativos necesarios para abordar la construcción incontrolada de parques fotovoltaicos en el suelo rústico de Marratxí, y trabajar coordinadamente con el Ayuntamiento para evaluar cada proyecto individualmente y sus impactos sociales y medioambientales.
 

Además, se busca mantener informada a la ciudadanía a través de plataformas vecinales sobre cualquier movimiento o trámite relacionado con estos proyectos.
 

La segunda rechaza los proyectos fotovoltaicos Son Verí I y II debido a los impactos negativos que pueden causar. Además, insta a la Conselleria de Empresa, Empleo y Energía a denegar la autorización de estos proyectos.
 

El alcalde aclaró: "No estamos en contra de los parques fotovoltaicos en general, sino en desacuerdo con aquellos cuya construcción pueda causar molestias o malestar en los núcleos de población".
 

Llompart señaló que la normativa vigente compete al Govern balear y al Consell de Mallorca, aunque afirmó que trabaja activamente para influir en su modificación.
 

"Trabajamos para que este tipo de instalaciones en suelo rústico y en suelo rústico protegido donde hay proyectos no se puedan realizar", dijo y puso como ejemplo el proyecto de Son Sales, para el que el Ayuntamiento ya ha emitido un informe negativo que "previsiblemente será apoyado por el Consell de Mallorca".

El alcalde mencionó la importancia de avanzar en una “zonificación adecuada para estos proyectos en función de las dimensiones y población de cada municipio”. Llompart también anunció que está prevista una reunión con la Conselleria de Empresa, Empleo y Energía para abordar este asunto, establecer un calendario de trabajo y que cada ayuntamientos aporte el porcentaje de suelo que le corresponde a cada uno.EFE

Marratxí reitera por pleno su rechazo a los parques fotovoltáicos que afecten a los...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad