miércoles. 28.02.2024

La Universitat de les Illes Balears ha inaugurado el edificio Margalida Comas y Camps, que desde este curso acoge los estudios de Psicología, Enfermería y Fisioterapia, y que es el edificio más eficiente del campus universitario.

El acto de inauguración lo han presidido el Rector de la UIB, doctor Jaume Carot, y la presidenta del Gobierno de las Islas Baleares, Margalida Prohens. También ha intervenido la arquitecta del edificio, señora Bàrbara Balanzó, del estudio Barceló Balanzó Arquitectos.

Además de los miembros del Consejo de Dirección de la UIB, también han asistido el consejero de Educación y Universidades, señor Antoni Vera; el secretario autonómico de Innovación y Sociedad Digital, señor Antoni Carmona, y el director general de Universidades y Enseñanzas Artísticas Superiores, doctor Sebastià Massanet.


El Margalida Comas y Camps es un edificio de tres plantas de aspecto ligero, compacto, flexible, eficiente y económico que proyectaron los arquitectos Antoni Barceló i Bàrbara Balanzó, del estudio de arquitectura Barceló Balanzó Arquitectas. Se ubica en una zona central del campus, entre los edificios Beatriu de Pinós y Anselm Turmeda. Su construcción responde a la necesidad de espacio para aulas, laboratorios y despachos de los estudios a los cuales mujer servicio.
 

A la vez, el edificio ha permitido reubicar en un espacio central del campus servicios de atención en la comunidad universitaria como son el Servicio de Alumnos y Títulos, el Servicio de Relaciones Internacionales, la Oficina de Cooperación para el Desarrollo y Solidaridad y la Oficina para la Igualdad entre Mujeres y Hombres.
 

La planta baja permite un acceso adaptado en el edificio. Se ubican básicamente aulas, el aula de grados, los servicios administrativos y de gestión y los servicios para la comunidad universitaria. Hay que destacar que el acceso en el edificio es abierto, y genera un gran porche que permite el acceso libre entre el caminal de Mallorca y los caminals que transitan por el jardín que comunica con la zona de peatones del núcleo de edificios de las facultades de Ciencias y de Filosofía y Letras.



La primera planta se destina en aulas de dimensión media y pequeña, y laboratorios. También se ubican las salas de simulación de los estudios de Enfermería, equipadas con equipos avanzados que permiten que los alumnos practiquen una amplia gama de procedimientos y desarrollen habilidades prácticas esenciales para la formación clínica. Son espacios que simulan situaciones reales de la práctica profesional, como una consulta de atención primaria, una visita domiciliaria y una sala hospitalaria.
 

Finalmente, la segunda planta se destina en los despachos de los profesores de los departamentos de Psicología y de Enfermería y Fisioterapia. A pesar de ser un edificio compacto, la disposición de patios a diferentes niveles permite disfrutar de espacios con una correcta iluminación y ventilación natural.
 

Por otra parte, el proyecto dota de valor el espacio exterior, con diferentes espacios calificados para actividades diversas, y con una riqueza de relaciones en espacios fluidos para favorecer la movilidad y la mentalidad abierta de la educación que se imparte en un edificio para estudiantes universitarios.

Eficiencia energética

El edificio se ha concebido para maximizar el ahorro energético, y se potencian los sistemas constructivos pasivos. Se trata de una edificación que, en lugar de una elevada tecnificación, propone llegar a la eficiencia a partir de estrategias de disminución de la demanda energética y de utilización de sistemas estructurales y constructivos eficientes.
 

En cuanto a la climatización, el edificio se ha integrado en la red urbana de refrigeración y calefacción de la Universitat de les Illes Balears, que aprovecha el calor residual de la central de cogeneración de alta eficiencia del ParcBit.
 

El edificio se ha abordado desde una preocupación medioambiental, una actitud de respeto hacia el lugar, un lugar con identidad propia, con luz y vegetación mediterráneas.

Desde los caminos existentes se crea un acceso natural en el centro que forma parte del recorrido habitual del campus; pasear, descansar, entender desde el acceso el lugar y la edificación. Se trata de potenciar los recorridos actuales y resolver con un espacio exterior a manera de porche el acceso en el nuevo centro y al existente Beatriu de Pinós al mismo tiempo, sin entorpecer las circulaciones del campus.



Accesibilidad

La señalética del edificio incorpora elementos dirigidos a dar cumplimiento a los requisitos de accesibilidad universal, de forma que los carteles e indicadores incluyen mensajes en sistema Braille y un código QR que permite acceder a mensajes de audio en tres idiomas (catalán, castellano e inglés). Además, los colores, la tipografía y las texturas de los carteles también están diseñados para favorecer la lectura a los usuarios con visibilidad reducida

La UIB inaugura el edificio Margalida Comas y Camps