lunes. 22.07.2024

BBVA y Airbnb han llegado a un acuerdo de colaboración para impulsar la rehabilitación energética de las viviendas que se anuncien en esta plataforma. Quienes decidan apostar por el autoconsumo en sus viviendas, cambien sus ventanas o instalen aerotermia, podrán acceder a  ayudas económicas entre los 550 y los 1.100 euros.

El alojamiento interesado tendrá la posibilidad de realizar una simulación para calcular el ahorro energético que supone la adopción de cualquiera de estas tres medidas, además de contratar la instalación y acceder a financiación con condiciones ventajosas a través de un servicio ‘llave en mano’.

Los anfitriones y superanfitriones en Airbnb tienen gracias a este acuerdo con BBVA la oportunidad de hacer de su alojamiento un lugar más eficiente energéticamente. Para ello, los anfitriones podrán simular el ahorro que supone aislar la vivienda con ventanas nuevas, así como instalar placas solares o un sistema de climatización por aerotermia a través de una web creada para este proyecto.

A partir de aquí pueden contratar, gracias a la colaboración con varios socios energéticos especializados, la instalación de cualquier de estas mejoras con un 5% de descuento sobre el precio habitual. Una reducción económica a la que se suma la posibilidad de acceder a la financiación de BBVA, sean o no clientes de la entidad, en condiciones ventajosas.

Además, los primeros 400 anfitriones que estén interesados en realizar cualquiera de estas soluciones de ahorro podrán optar, antes del 30 de abril de 2024, a las ayudas facilitadas por Airbnb que van  desde los 550 euros en el caso de ser anfitrión a los 1.100 euros para los superanfitriones y los líderes de la comunidad en este portal.

"Con el propósito de contribuir a la descarbonización de la economía, en BBVA apoyamos y acompañamos en la transición hacia una actividad más sostenible y respetuosa con el entorno. Nuestra colaboración con Airbnb, es claro ejemplo de ello", ha afirmado Jacobo Anaya, director de Energía y Sostenibilidad de BBVA en España. "La mejora de la eficiencia energética de una vivienda ayuda considerablemente a la protección del medioambiente, además de proporcionar mayor confort habitacional y un incremento del valor del inmueble", ha añadido.

“Los viajes en Airbnb están más dispersos que nunca y afloran nuevas tendencias. Hace tiempo que trabajamos por un turismo más sostenible y estamos invirtiendo recursos para poder ayudar tanto a los anfitriones como a los huéspedes a que su experiencia de viaje conlleve el menor impacto en el medioambiente. Este acuerdo con BBVA es un paso más para poder ofrecer alternativas que conviertan aún más los viajes en una experiencia sostenible de principio a fin”, señala Mónica Casañas, directora general en Airbnb Marketing Services S.L.

Medidas para la rehabilitación energética de las viviendas

Con el acuerdo entre BBVA y Airbnb, la posibilidad de incorporar medidas de eficiencia energética en las viviendas supondrá un valor añadido para los anfitriones, ya que cada vez más las personas tienen en cuenta criterios sostenibles y eligen para sus estancias alojamientos más eficientes y respetuosos con el medioambiente.

Esto se suma a la potencial reducción del consumo energético, la revalorización de la vivienda, el aumento de la confortabilidad para quienes habitan en ella y el menor impacto en el planeta por la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

La generación de energía eléctrica propia gracias a la instalación de paneles solares, reduce los costes energéticos en función de la potencia instalada, las horas de sol y las de consumo, y la amortización del desembolso inicial puede alcanzarse entre siete y nueve años en un país como España. Dicho coste puede reducirse aún más si se solicitan las ayudas públicas para la rehabilitación energética que BBVA también ayuda a tramitar con un servicio ‘llave en mano’.

La aerotermia es un sistema de climatización para refrigerar o calentar una vivienda y generar agua caliente que extrae energía del aire y la amplifica con la electricidad. Esto supone lograr una parte de dicha energía de una fuente natural, inagotable y gratuita. Por cada kilovatio de electricidad que consume un sistema de aerotermia, puede llegar a aportar,en condiciones óptimas, cuatro kilovatios de calor, lo que puede suponer entre un 25% y un 50% de ahorro en la factura de la luz o del gas.

Mejorar el aislamiento térmico con el cambio de ventanas es otra de las medidas esenciales para ahorrar energía e incrementar la resistencia al calor en invierno y evitar el recalentamiento de la vivienda en verano. Decantarse por un doble acristalamiento o por una ventana cuyo marco esté hecho de madera o PVC, es lo más recomendable según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Gracias a las subvenciones y a las ventajas fiscales existentes, la inversión necesaria para cambiar las ventanas de una vivienda puede llegar a amortizar en un plazo de cinco años.

En España, el 81% de los edificios tienen una calificación energética entre la E y la G, es decir, son inmuebles poco eficientes según estos estándares. Disponer de una vivienda con una calificación A con respecto a una vivienda con la G puede suponer un ahorro del 90% en energía. Asimismo, la nueva Directiva de Eficiencia Energética de la Edificación propone que a partir del 2030 todas las viviendas tengan una calificación energética mínima de letra E y en los siguientes tres años el mínimo requerido subirá hasta la letra D.

BBVA y Airbnb se unen para impulsar la eficiencia energética de las viviendas en España