jueves. 13.06.2024

Hoy día, internet y las nuevas tecnologías se han incorporado a nuestro día a día para realizar un sinfín de trámites administrativos incluidos los relacionados con los organismos oficiales para los que en muchas ocasiones precisamos de una gestoría.Conseguir que estos trámites se realicen con plenas garantías personales de identificación y seguridad es una tarea en la cual requeriremos lo que denominamos como Certificado Digital.

Para definirlo hablaríamos de que el certificado digital  es un documento virtual que lleva incorporados nuestros principales datos personales que están certificados por un organismo oficial de la Administración.

Gracias a este aval oficial, a través de él podemos realizar distintos trámites burocráticos, que son especialmente importantes para colectivos como los autónomos o las sociedades. No podemos pasar por alto que desde el año 2018 es obligatorio la presentación telemática en la Agencia Tributaria de un gran número de documentos, de cara a favorecer la rapidez (y, también, la seguridad) en su tramitación.

El certificado digital tiene una utilidad mucho más ámplia de lo que se cree. Basta ir a la web de la Agencia Tributaria para hacernos una idea de algunos de los trámites más importantes.

Entre ellos se encontraría como hemos dicho la presentación y liquidación de impuestos, consulta e inscripción en el padrón municipal o por ejemplo la presentación de recursos y reclamaciones. Incluso se pueden consultar las multas de tráfico, tramitar subvenciones o consultar la asignación en colegios electorales.

El certificado digital implica algunas ventajas usándolo como persona jurídica ya que abarata y agiliza gestiones con la Administración Pública. Además hace más sencilla la gestión documental o minimiza el grado de errores al  eliminar procedimientos manuales además de conseguir, en conjunto un incremento de la productividad de la empresa.

Conseguir el certificado digital no es excesivamente complicado. Solo se tienen que seguir una serie de pasos pero en cualquier caso siempre podemos recurrir a los servicios de una gestoría física o incluso buscando a través de internet a una gestoría online.

-Entrar en la web de la FNMT (a través de un navegador Firefox o Edge) e ir a ‘Obtener certificado digital’. Allí habrá que seleccionar si queremos expedirlo como persona física o jurídica.

-Una vez hecho esto, hacer clic en ‘Obtener certificado software’ y, después, en ‘Solicitar certificado’. Entonces hay que introducir nuestro NIF para poder enviar la petición.

-A continuación, obtendremos un código de solicitud que servirá para que el solicitante, y futuro titular del certificado, presente personalmente en una Oficina de Registro para acreditar su propia identidad. Además, si por cualquier circunstancia la persona que lo solicita no puede acudir a recoger personalmente, podrá ir una tercera persona en su nombre, pero se le exigirá la previa legitimación de su firma del contrato ante notario.

-Tras este trámite podremos descargar el certificado siempre desde el el mismo ordenador, el mismo navegador y el mismo usuario con el que solicitamos el código.

-Si todos los pasos anteriores han sido correctos, estará el certificado instalado en el disco duro del ordenador. Para comprobar que es así, abrimos el navegador y seleccionamos “Herramientas –> Opciones de internet –> Contenido –> Certificados. Aquí aparecerá el certificado que acabamos de descargar.

Una vez que lo obtengamos es importante realizar una copia de seguridad de nuestro certificado digital, aunque en caso de perderlo, se puede volver a tramitar sin problema. Para ello, habrá que exportarlo desde nuestro disco duro, preferiblemente a un dispositivo portátil.

¿Qué es un certificado digital? ¿Dónde puedo obtenerlo?