domingo. 14.07.2024

El beneficio ordinario de las empresas que operan en España, excluidas las financieras, aumentó un 68,1% en el primer trimestre de 2023, gracias especialmente a la contribución del sector de la energía, que compensó la evolución negativa de la industria, según la Central de Balances del Banco de España.

En cuanto a la facturación, la cifra de negocios se mantuvo estable, con un crecimiento del 0,7%, frente al 43,8% de un año antes. Este comportamiento se explica fundamentalmente por la disminución del sector de la energía, que cae un 14,5%, frente al crecimiento del 98,3% del primer trimestre de 2022.

La rentabilidad sobre el activo se situó en el 3,7% en el primer trimestre del 2023, con lo que alcanzó niveles ligeramente superiores a los alcanzados en los tres primeros meses de 2019, justo antes del estallido de la pandemia del coronavirus.

En este caso destaca el aumento de las rentabilidades del sector de la energía, que obtuvo un 6,9% en el primer trimestre del 2023, frente al 2,3% del mismo periodo del año anterior, y del sector de información y comunicaciones, que pasó del 5,9% de entonces a un 9% en el primer trimestre de este año.

En los tres primeros meses de 2023, más de la mitad de las empresas no financieras (54,6%) aumentaron su beneficio ordinario neto, que se redujo en un 44,6% de las compañías y se mantuvo sin cambios en el 0,8% restante.

Por tipos de empresas, las grandes compañías incrementaron su beneficio ordinario neto un 68,4%, mientras que en el caso de las medianas el aumento fue del 43,4%.

Atendiendo a los distintos sectores, las empresas energéticas vieron crecer su beneficio un 140,8% y las de información y comunicaciones, un 59,7%; sin embargo, en la industria se redujo un 30,8% y en comercio y hostelería cayó un 3,7%.

En los tres primeros meses del 2023, la mayoría de las compañías mantuvo su cifra de negocios. Sin embargo, en el caso de las medianas empresas mejoró un 16,8%, frente al 0,6% que lo hizo en las grandes.

Por lo que respecta a la rentabilidad, también creció en la mayoría de las compañías analizadas (55,9%), disminuyó en el 43,8% y solo en el 0,3% de las empresas se mantuvo sin variaciones.

En cuanto al número de trabajadores, las empresas no financieras que componen la muestra de la Central de Balances del Banco de España incrementaron de media sus plantillas un 2,2%, un aumento que fue superior en las firmas medianas, donde creció un 7,9%.

Por encima de la media también destacaron los incrementos de trabajadores del resto de actividades, 3,6%; de la industria, donde crecieron un 2,9%, y del sector de información y comunicaciones, un 2,4%.

Respecto a los salarios, las remuneraciones medias subieron en los tres primeros meses del año un 5,9%, con un aumento del 6,2% en las empresas medianas y del 5,9% en las grandes.

En consecuencia, los gastos de personal aumentaron en el primer trimestre un 8,3%, un porcentaje que se situó en el 14,6% en el caso de las medianas empresas y en el 8,2% en las grandes.

En todos los sectores analizados crecieron los gastos de personal, aunque fue en el resto de actividades donde más lo hizo, un 9,3%, seguido de Industria (8,5%), Comercio y Hostelería (8,2%) e Información y Comunicaciones, otro 8,2%. 

Las empresas que operan en España aumentaron su beneficio más de un 68% en el primer...