jueves. 25.07.2024

La imagen de cualquier empresa hoy dia ya no se concibe sin internet. La red se ha convertido en un gran esacaparte donde ofertar productos y donde vender pero esto mismo han pensado multitud de empresas que se han lanzado a la red  como parte fundamental de su estrategia de crecimiento.

Conseguir conquistar uno de los primeros puestos en las posiciones de los buscadores como Google se ha convertido en un objetivo primordial para multiplicar las visitas a la web de la empresa y, de rebote, la contratación. A esto se le llama posicionamiento SEO. 

Cuando hablamos de SEO, estamos haciendo referencia a las siglas de Search Engine Optimization o, en español, optimización para motores de búsqueda.

Es un concepto que engloba, particularmente, a una serie de estrategias y acciones que se ponen en práctica para lograr que un sitio web pueda clasificar entre los primeros resultados de una búsqueda orgánica (es decir, la búsqueda que es introducida por los usuarios en los distintos motores como Chrome, Mozilla, etc).

Pero ¿Cómo conseguir este posicionamiento cuando la competencia con otras empresas es tan salvaje y hay que conseguir destacar y diferenciarse?

En estos casos conviene ponerse en manos de profesionales y elegir una agencia de posicionamiento SEO. Una agencia SEO especializada es una empresa que se dedica a mejorar el posicionamiento y visibilidad de sus clientes en los motores de búsqueda. Para ello, el objetivo es poder conseguir que sus marcas, productos y webs aparezcan entre los primeros resultados de búsqueda cuando los usuarios introduzcan términos relacionados.

Para entender el funcionamiento de ello, debemos conocer qué son los motores de búsqueda. El objetivo de la existencia de ellos es dar a los usuarios una serie de resultados que buscan ser lo más exactos posibles respecto de la consulta que han realizado. Para eso, estos funcionan con una serie de algoritmos diseñados especialmente para poder recorrer la web en segundos, analizando todas y cada una de las URL allí presentes.

Luego de este proceso que es imperceptible para los usuarios, y en el que se ponen en práctica más de 200 factores de clasificación previstos, lo que hacen los motores de búsqueda es indexar aquellos sitios que, a su juicio, más se corresponden con la búsqueda que el usuario ha llevado a cabo.

Como ya hemos dicho, muchos son los elementos que se utilizan para esta clasificación. Entre estos, podemos encontrar especialmente cuestiones como el contenido del sitio, su velocidad de carga, su estructura de enlaces interna, su optimización para móviles, sus enlaces a redes sociales, la coherencia de las palabras clave e incluso, la ubicación de los usuarios.

Siendo Google la principal herramienta para encontrar información en Internet, es importante adecuar los sitios web para lograr que el buscador lo encuentre y decida mostrarlo a las personas que realicen búsquedas relacionadas con su contenido.

Contar con un buen SEO permite exponer una marca de manera más efectiva, con costes muy por debajo de los medios publicitarios cotidianos y un ecosistema digital que constantemente está aumentando en su uso. Aparte, al ser una actividad que requiere de conocimientos adecuados, es importante contar con profesionales capacitados como los de las agencias SEO para lograr los objetivos adecuados.

Las agencias SEO pueden disponer de oficinas o simplemente trabajar de forma remota. En muchos casos estas agencias funcionan de forma asociada o integrada con agencias de marketing digital.

En cualquier caso, su experiencia se verá reflejada en el posicionamiento de sus propios sitios web y de si estos están ubicados en los primeros lugares de los resultados de buscadores como Google. Asimismo, pueden contar con diversos métodos internos de funcionamiento, aunque normalmente se organizan para brindar el mejor servicio a cada uno de los clientes y lograr los objetivos planteados.

Antes de llevar a cabo ninguna tarea, los expertos SEO se encargarán de analizar y auditar los sitios web para encontrar los detalles y aspectos a considerar para lograr escalar posiciones en las SERPs. Posteriormente, elaborarán un plan en el que se señalarán los métodos, técnicas y herramientas que permitirán hacer que los algoritmos de los buscadores coloquen los sitios de sus clientes en los primeros lugares.

Se trata de una labor minuciosa que requiere de experiencia y práctica continua, además de conocimientos adquiridos de forma constante, dado que las plataformas de búsqueda cambian cada dos por tres su algoritmo y los requisitos que hay que tener para ocupar cierta posición. Para lograr posicionar un sitio en buscadores como Google, es necesario entender cómo funcionan y comprender la manera en la que los posibles consumidores de un producto podrían encontrarlo y buscarlo en Internet.

Por ende, una agencia SEO se ocupa de realizar las modificaciones adecuadas en un sitio basándose en los datos recopilados por parte de los usuarios que buscan información de alguna temática específica mediante ciertas palabras clave, a la vez que tiene en cuenta los atributos de calidad que los algoritmos tienen en cuenta para valorar e indexar un sitio.

Entre esos requisitos encontramos utilizar keywords, que el sitio cargue a buena velocidad, que cuente con facilidad de navegación, que ofrezca gran capacidad de navegación, que su contenido sea de valor y que esté bien diseñado, entre otras cosas.

Adicionalmente, deben conocerse los reglamentos y exigencias de los algoritmos para evitar incurrir en errores o penalizaciones por parte de la plataforma.

¿Qué es y para qué sirve una agencia SEO?