domingo. 23.06.2024

El presidente del Banco Sabadell, Josep Oliu, ha asegurado este martes que los modelos internos que maneja el banco pronostican que la economía española crecerá en torno al 2,6 % en 2023, por lo que no espera una recesión a corto plazo.

En su intervención en la asamblea general del Instituto de Estudios Económicos de Alicante (INECA), Oliu ha celebrado que las ratios de endeudamiento de las empresas y las familias españolas hayan bajado respecto a las registradas en la crisis económica y financiera que comenzó en 2008, aunque ha precisado que la debilidad de la economía es la elevada deuda pública.

En una entrevista realizada por el director de Club Información, Toni Cabot, y que ha presenciado el próximo presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, Oliu ha subrayado que los españoles han "llevado la crisis del covid y la de la guerra relativamente bien", sobre todo por el ahorro de las familias durante el confinamiento.

Así, ha insistido en que la situación privada "es muy favorable, el endeudamiento promedio de las familias es menor que en la Unión Europea y el que soportan las empresas ha bajado", aunque ha considerado que el gran endeudamiento público llevará a "revisar algunos gastos", porque la economía "no admite déficits crecientes".

NO AUMENTAR LOS TIPOS DE INTERÉS

Ha señalado que la gente pensaba "que iba a haber un cataclismo" el pasado octubre, "pero los bancos están bien y la morosidad no ha aumentado". El cataclismo "no existió", ni entonces ni ahora, aunque sí hay "problemas", a los que "hay que hacer frente".

En cuanto a las expectativas de mercado, el máximo de inflación ya ha pasado, "y ahora lo que hay son efectos de segunda ronda", por lo que "cuesta" reducir la inflación subyacente y "mientras esto ocurra los tipos no bajarán", aunque ha pronosticado que el máximo de tipos de interés se quedará en el 4%.

No obstante, ha expuesto que tiene sus "dudas de que las bajadas de los tipos vayan a ser tan rápidas como lo fueron las subidas" y ha recordado que el repunte "demasiado rápido" provocó inestabilidad financiera en Estados Unidos, pero no en Europa, que tiene un sector bancario y financiero "muy bien controlado".

Preguntado por si España va como "una moto", como dijo hace unas semanas el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recordado que la previsión de crecimiento para la Unión Europea es del 0,2%, "cuando la de España es del 2,3% y hace seis meses se pensaba que iba a ser del 1,3%".

El presidente del Sabadell prevé un crecimiento para este año de hasta el 2,6%