domingo. 21.07.2024

En una Europa sin fronteras en la cual cada vez más son las personas que acaban trabajando en otro país, se hace necesario disponer de una cuenta bancaria con la que operar, más allá de si tu banco español de referencia tiene presencia en el país de destino. En todo caso se hace recomendable tener una cuenta en alguna entidad con presencia destacada en el país para tener una mayor maniobrabilidad

Si eres residente legal en un país de la UE, tienes derecho a abrir una "cuenta bancaria básica". Así si quieres abrir una cuenta de banco en Francia el banco en cuestión no puede rechazar tu solicitud de apertura de una cuenta bancaria básica por el mero hecho de que no vivas en el país donde esté establecida la entidad.

Eso si, hay que tener claro que este derecho no se aplica a otros tipos de cuentas bancarias, como por ejemplo las de ahorro. Y es que el banco puede negarse a abrirte una cuenta si no cumples las normas de la UE sobre blanqueo de capitales y financiación del terrorismo . Incluso en algunos países, pueden denegarte la apertura de una cuenta bancaria básica si ya tienes una cuenta similar en otra entidad del mismo país.

Si solicitas una cuenta de pago básica fuera del país donde vives, en algunos países de la UE el banco también puede pedirte que demuestres tener un interés genuino: por ejemplo, porque vives en un país pero trabajas en otro.

Una cuenta de pago básica es una cuenta que permite hacer operaciones corrientes de todos los días, tales comodepósitos, retirar dinero en efectivo, domiciliar pagos o cobros o las compras que se hacen con tarjeta. De hecho esta cuenta también debe incluir una tarjeta de pago que puedas utilizar para retirar dinero y hacer compras, tanto online como en tiendas.

A ser posible, el banco debe incluir en la cuenta el acceso a servicios bancarios online. Por contra no siempre está obligado a autorizar descubiertos o a ofrecer líneas de crédito. En algunos países de la UE, por la cuenta de pago básica el banco puede cobrarte una comisión anual, que debe ser de un importe razonable.

Información sobre las comisiones

Si por ejemplo quieres abrir una cuenta de banco en Alemania, la entidad bancaria está obligada legalmente a ofrecer la información detallada de todos los servicios incluidos en la cuenta y las comisiones que se deberán pagar.

El banco debe darte también, al menos una vez al año, un documento en el que se recojan las comisiones cobradas en tu cuenta bancaria. Este "estado de comisiones" debe proporcionar también información sobre los tipos de interés aplicados en tu cuenta.

Traslado de cuentas

Dentro de un mismo país de la UE, puedes trasladar tu cuenta de un banco a otro. El nuevo banco debe ayudarte a hacerlo. Si quieres cambiar a una nueva cuenta en el mismo país, informa a tu nueva entidad y dile que quieres trasladar a la nueva cuenta tus órdenes permanentes.

La nueva entidad se ocupará de garantizar que la antigua le transmita los datos y cancele todas las órdenes permanentes. Entre otras cosas, además, tendrá que: informar del cambio a terceros tales como tu empleador, tu seguridad social, los suministros de agua, gas, electricidad, etc, crear tus nuevas órdenes permanentes o aceptar las domiciliaciones necesarias en la nueva cuenta.

Si durante el traslado de cuentas incurres en costes debido a que el banco ha incumplido algún plazo (por ejemplo, para cancelar un pago) o ha cometido un error, tendrá que reembolsarte. En caso de dificultades, puedes dirigirte a un organismo de resolución extrajudicial de litigios.

Tu dinero, a salvo en la UE

Las normas de la UE garantizan que el dinero de tu cuenta bancaria (cuenta de ahorro o cuenta corriente) esté protegido en caso de quiebra de la entidad. Tu dinero está protegido hasta un límite de 100.000 euros o el equivalente en moneda local. Este límite se aplica por persona y por banco: puedes tener varias cuentas en la misma entidad, en cuyo caso el límite de 100.000 euros se aplica al conjunto de tus cuentas.

Hay algunas excepciones a esta regla. Por ejemplo, si tienes una cuenta conjunta con tu pareja, el límite de 100.000 euros se aplica a cada uno de vosotros, es decir, un máximo de 200.000 euros por vuestra cuenta conjunta.

Como abrir una cuenta bancaria en Europa