jueves. 29.02.2024

Como sucede habitualmente en temas de salud no solemos reaccionar y tomar medidas hasta que tenemos un problema grave que se manifiesta en forma de enfermedad o también de dolencias físcias. Es muy importante prevenir pero tambén, cuando nos lesionamos, ponernos en las manos de un fisioterapeuta que nos pueda tratar de forma adecuada y de una clínica que cuente con el equipamiento necesario para tratar nuestras dolencias.

Debemos pensar que un buen fisioterapeuta y una buena clínica no es solo un recurso de salud puntual sino que es un servicio que se debe tener siempre a mano y al que seguro que deberemos recurrir en diferentes momentos de nuestra vida

Cuando nos lesionamos, lo habitual es improvisar y buscar corriendo a ver qué fisio me puede tratar o qué clínica tendrá la aparatología que necesito. Nuestro consejo es tener algunas clínicas o especialistas en mente y ya analizadas para no dejar en manos del primero que encuentres tu recuperación y tratamientos de fisioterapia.

Para realizar esta selección previa, es muy frecuente buscar recomendaciones de tipo personal entre nuestras amistades cercanas o familiares. Puede ser un buen recurso así como consultar internet y navegar más allá de los anuncios. En este sentido es recomendable entrar en las recomendaciones que puedan realizar los usuarios en google Business o buscar el nombre de la clínica en cuestión en los buscadores para ver los resultados que salen.

Otro aspecto interesante sería, antes que nada concertar una cita previa para ir a conocer las instalaciones y que se nos explique de forma personal las especialidades y metodologías del centro. Así también vemos el equipamiento que se usa, si está actualizado o si, por el contrario, siguen usando aparatos antiguos y no invierten en las últimas tecnologías. Normalmente, las clínicas con página web ya te dan todo lujo de detalles, en explicaciones y fotos, para que puedas confiarles sus servicios. En todo caso esta visita no está de más.

Una vez en las instalaciones, hay que observar de forma especial la higiene y mantenimiento del local. Y por supuesto, que los materiales estén limpios y asegurarnos de se lleva un control con la limpieza. Debemos tener acceso a toda la información de lo que nos van a tratar desde el principio.

Contamos con nuestro sistema personalizado Aequus con el que trabajamos diferentes técnicas y especialidades para ofrecerte resultados espectaculares en lumbago, dolor por menisco, hernia, artrosis y artritis.

Terapia Natural, Punción Seca, Kinesiotape o Vendaje Muscular, Neurodinamia, Drenaje Linfático, Reeducación Postural Global o Terapias Miofasciales son algunas de las muchas terapias que puede ofrecer una clínica de este tipo. Por lo tanto conviene saber si en ese centro disponen de una solución concreta y adaptada al problema físico que padecemos.

De la Serna argumenta que uno de los puntos fuertes del proyecto es su amplitud tanto en sectores como actividades y productos que abarda. De hecho expone que "no existe ninguna otra comunidad con tanta variedad de producto en las categorías que se ofrecen dulces, embutidos, aceites, quesos, perfumes, vinos, confituras, cítricos, verduras, cerámica, vidrio, artesanía textil, zapatos… incluso experiencias agroturísticas y artesano-turísticas".

Por ejemplo, Estudio Aequus es una clínica de fisioterapia en Palma de Mallorca en donde ofrecen técnicas fisioterapéuticas que incluyen la masoterapia, el estiramiento analítico, cadenas musculares, la manipulación articular o el tratamiento de los puntos gatillo para el tratamiento del dolor y la recuperación del movimiento articular y muscular. Y es que en Estudio Aequus se usa esta especialidad de fisioterapia ortopédica de manipulación de músculos y articulaciones, como base de los tratamientos de fisioterapia.

La transparencia y la claridad en la información es clave para saber en qué manos estamos y en qué va a consistir el tratamiento o rehabilitación que necesitemos. Debemos estar comunicados en todo momento. Que nuestros datos tengan la protección debida y que los protocolos de los aspectos legales se lleven a cabo.

El equipo de profesionales debe estar titulado y especializado en las distintas terapias y soluciones. Cuando una clínica tenga reparo en enseñar sus cursos y especializaciones, que debería ser orgullo para el especialista y que no lo quiera enseñar, debes desconfiar, a priori, del por qué.

El trato al cliente debe ser responsable y cercano. Deben estar a tu disposición cuando te atienden e informarte de dudas y consultas que te puedan surgir cuando te explican en qué consiste el tratamiento. Además, se nota cuando alguien no está gusto explicando algo o no está por la labor de facilitarte toda la información.

Deberíamos desconfiar en esos casos. Una clínica de fisioterapia debe ofrecer, dentro de sus posibilidades, los mejores servicios y ofertar el mejor precio. Pero sabemos que la calidad se paga y es un factor que también debemos tener en cuenta.

Pero sobretodo debemos apostar por la máxima profesionalidad, los fisioterapeutas son profesionales sanitarios y deben tener experiencia. Si ya te han hablado de ellos y son referente en el sector, por algo será.

Consejos para elegir una buena clínica de fisioterapia