sábado. 01.10.2022

Cuidado con los discursos triunfalistas

Puedo entenderlo. De verdad, entra dentro de nuestra naturaleza humana que después de más de un año de pandemia, de lucha constante, de adversidades, de críticas, de crisis, ahora a nuestros políticos les de un subidón de triunfalismo veraniego.

 

Digo esto por que, como he escuchado recientemente, casi como un argumentario cocinado en la sede de algun partido, "somos la comunidad que más rápido recupera el turismo". También se ha dejado caer la perla de que ahora  "tenemos el aeropuerto más importante de España" en cuanto a tráfico aéreo o que "somos la comunidad que más turismo alemán capta".

 

Entiendo la necesidad que tenemos de enviar mensajes optimistas tanto a la población local como a los llamados mercados emisores. Tenemos que crear la imagen de que aquí, tenemos poco más que desterrado al Coronavirus y de que todo dios que viva en Europa puede venir a sus anchas a veranear y dejar un dinero que nos hace mucha falta la verdad.

 

Ahora bien, minimizar el impacto que tendrá en el sector turístico el retraso sin fin del turismo británico no me parece de recibo. Y ya me gustaría ya pero ni el turismo nacional, ni el holandés como se ha dicho compensarán esta pérdida que en algunas islas como Menorca o en zonas de Mallorca supone una auténtica catástrofe.

 

No olvidemos que a estas alturas de verano casi la mitad de la planta hotelera está cerrada a cal y canto y veremos a principios de octubre, cuantos hoteles ni abrirán sus puertas y cuales serán, de los abiertos, que habrán presentado un resultado rentable.

 

En fin, demasiadas incógnitas en un momento en el que la vacunación, si bién se ha acelerado recientemente, va con retraso sobre las expectativas iniciales, Por ello, no estaría mal moderar el mensaje y ser un poco más realistas.

 

Capítulo aparte merecen las famosas ayudas de 855 millones de euros que llegarán de Madrid. Hay mucha letra pequeña de la que hablar, y lo haremos. Solo dejo un dato. Un mínimo de 2 de cada 3 empresas de los polígonos de Palma no podrá acceder a ellas a causa de su CNAE. No lo digo yo, lo dicen las asociaciones de industriales como ASIMA.

 

No me malinterpreten, intento ver el vaso medio lleno. Es un triunfo para el Govern que aterrice esta lluvia de millones. También ha sido un triunfo que Madrid acepte ampliar el tipo de empresas beneficiarias hasta 140 tipos diferentes en Baleares. Ahora toca tramitar de forma acelerada estos expedientes y pagar a las empresas cuanto antes mejor. Después ya haremos balance y veremos si realmente esta 'millonada' supone el empuje explosivo que la economía de nuestra tierra precisa y se merece después de tanto sufrimiento e incertidumbre.

 

Cuidado con los discursos triunfalistas
Comentarios