martes. 09.08.2022

Estafas bancarias ¿puedo reclamar al banco?

En los últimos años, y coincidiendo con el auge del comercio electrónico (por ejemplo, el Cyber Monday), son de cada vez más frecuentes los fraudes a clientes bancarios que provocan robo en sus cuentas y uso fraudulento de sus tarjetas.

 

Producido el fraude, ¿debe responder nuestra entidad bancaria? La respuesta es SI.

 

La seguridad de las operaciones de pago es responsabilidad de la entidad bancaria con la que estamos operando, y es esta la que debe en todo momento asegurar su segura operatividad y autenticidad en la orden de pago dada.

 

Ante una operación de pago en el que el usuario no reconoce su autoría, la entidad bancaria debe reembolsarle de inmediato los fondos detraídos; ello salvo que la entidad pueda demostrar que el titular de la cuenta o tarjeta ha actuado de manera fraudulenta o negligente incumpliendo, de manera grave o deliberada, una o varias de las obligaciones que le incumben como usuario de servicios de pago, como es su obligación de custodia de datos personales y sensibles (datos de acceso a la banca electrónica, claves de un único uso recibidas en el teléfono móvil, tarjeta de coordenada, CVV de la tarjeta etc.), todo ello de conformidad con lo establecido en el  Decreto-ley 19/2018, de 23 de noviembre, de servicios de pago y otras medidas urgentes en materia financiera.

 

La ejecución de las operaciones de pago debe ser consentida y autorizada por los titulares o usuarios, y el proveedor de los servicios de pago, debe implementar las medidas necesarias para asegurar la autentificación e identidad del ordenante a la hora de prestar su consentimiento. En caso de que el ordenante no sea el titular de la cuenta, es la entidad bancaria quien debe asumir el riesgo y debe reintegrar en la cuenta correspondiente las cantidades indebidamente cargadas.

 

¿Qué hacer cuando hemos sido víctimas de una fraude o estafa bancaria?

En primer lugar, comunicar de forma inmediata a la entidad bancaria para que ésta pueda suspender o bloquear, en su caso, el medio del pago utilizado para el fraude.

 

Igualmente, es conveniente interponer una denuncia ante policía o juzgado dando cuenta de los hechos.

 

Y, en segundo lugar, formular una reclamación a la entidad bancaria, en concreto una reclamación ante el Servicio de Atención al Cliente de la entidad bancaria en la que se solicite la devolución de los importes indebidamente cargados en tu cuenta corriente o tarjeta.

 

Desgraciadamente, y pese a la obligación legal, las entidades bancarias por desgracia no suelen rechazar la reclamación y no proceden a devolver las cantidades sustraídas, dejándonos como siempre en la necesidad de interponer la acción judicial.

 

 

Estafas bancarias ¿puedo reclamar al banco?
Comentarios