miércoles. 24.07.2024

Las estrategias turísticas que miran al futuro

Llevamos días escuchando diferentes “medidas”, "planes", “opiniones” y “comentarios” sobre 'cómo debemos avanzar hacia un turismo más sostenible socialmente'. Nadie duda que la rentabilidad empresarial es necesaria y que tanto empresas como instituciones públicas están trabajando para minimizar las externalidades medioambientales y adaptarse a las futuras.

El Consejo de Turismo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) lleva años proponiendo, aportando e impulsando medidas desde una visión holística empresarial, representando a todos los sectores y empresas españolas.

Cada año, en enero, se presenta una hoja de ruta para el Consejo, un documento que refleja las iniciativas, asuntos y proyectos que se trabajarán durante el año, las herramientas de colaboración que se utilizarán y el seguimiento y medición de los resultados.

Esta hoja de ruta es pública y sus avances se analizan en las sesiones de trabajo mensuales, fijadas al inicio del año. Es un trabajo riguroso, silencioso, con la participación de toda la cadena de valor del sector turístico y desde la lealtad institucional. Nuestro objetivo es generar bienestar, el fin primero y último de las empresas españolas.

Hace más de tres años, planteamos un objetivo y once retos en nuestros debates e intercambios de conocimiento continuo.

El objetivo: lograr un crecimiento sostenible con la mayor rentabilidad social y económica, empatía ciudadana y el menor impacto ambiental.

Los retos:

-Alcanzar mayor gasto en destino.

-Mejorar la estancia media.

-Incrementar la satisfacción del cliente.

-Impulsar más y mejor empleo.

-Fomentar la mejor adecuación del talento.

-Incrementar la adopción tecnológica.

-Mejorar las economías locales.

-Fomentar el reconocimiento social y la empatía ciudadana.

-Desarrollar medidas para la protección del entorno.

-Implementar estrategias para reducir la congestión y la huella ecológica.

-Eliminar la percepción negativa de la industria turística (ligado al reto núm. 8).

Tres años después, estos retos siguen vigentes y continuamos trabajando sobre ellos. Además de participar en la definición de la estrategia de turismo sostenible 2030, hemos presentado diversos documentos con propuestas concretas desarrolladas bajo la corresponsabilidad público-privada en las diferentes administraciones competentes.

Aplicamos la metodología de Acción-Medición-Evaluación-Corrección para el seguimiento del trabajo realizado. las empresas saben de método.

En octubre de 2022, presentamos un plan de respuesta al turismo elaborado junto a Deloitte, posteriormente presentamos un mapa de riesgos del sector turístico con KPMG España , mas tarde una agenda del presente para el futuro del turismo antes de las elecciones, y, además, planteamos 50 propuestas para la mejora de la competitividad turística tras las elecciones.

También, en colaboración con presencia del gobierno, propusimos una hoja de ruta para Europa, que, esperábamos, no solo impulsar, también liderar desde España. Además junto a FI Group venimos analizando y avanzando el impacto, la metodología y la consolidación de la economía circular en el sector.

Más recientemente, hemos presentado el plan de reindustrialización de España a través del turismo y el plan nacional de turismo, una especie de pacto de estado para la mejora de la competitividad con una visión holística, hablando de redes de valor del sector turístico donde toda la economía tiene parte de la actividad.

El conocimiento está disponible, la generosidad de las empresas para ponerlo a disposición también. La coherencia del discurso se mantiene a lo largo del tiempo, algo que se agradece en estos momentos. Hay consenso y unidad sobre el propósito: generar bienestar.

¿Qué nos falta? Pasar a la acción. Clarificar el calendario, definir el cómo y el cuándo, y lo más importante, el quién. Necesitamos una gobernanza multinivel que, sin perder su esencia, requiere concreción y acción. Pongámosle el nombre que consideremos. Lo que queremos es avanzar, mejorar, multiplicar valor y satisfacer las necesidades acuciantes de residentes y de la empresa -trabajadores + empresarios-.

Las empresas, tanto trabajadores como empresarios, están comprometidas, cumplen con la normativa vigente, y, trabajan, siempre, con la mirada puesta en mejorar. Lo tenemos todo, no dejemos que el pasado nos ciegue en el presente. Evitemos las mismas batallas, los mismos errores y la misma falta de acción. Comencemos a trabajar en las estrategias turísticas que vienen del futuro.

Las estrategias turísticas que miran al futuro