lunes. 15.08.2022

Fin de semana entre fogones

"La cocina es un lenguaje mediante el cual se puede expresar armonía, felicidad, belleza, poesía, complejidad, magia, humor, provocación, cultura" Ferran Adrià.

 

Ante todo quiero dar las gracias. Por darme la oportunidad de ser jurado en esta cuarta edición de Protur Chef entre tanto talento. He podido embriagarme de todo eso, que como bien dice Ferran Adrià, es el lenguaje de la cocina. He sentido esa magia que envolvía todo ese salón de actos, con el sentido del humor de Koldo Royo, que hace que te sientas como en casa. Felicidad, mucha felicidad pero también muchos nervios. Y qué malos son cuando tu pulso y tu suerte depende de ellos. De esa espuma bien colocada o ese pequeño trocito de chocolate que tiene que quedar perfecto.

 

Detalles, solo detalles, porque la realidad es que talento sobraba. Y es que con creatividad y un puntito de provocación se pueden crear maravillas con un magret de pato.

 

¿Has probado alguna vez una butifarra de pato? Yo tampoco, hasta que la menorquina Júlia Salord me sorprendió con un plato tan original compuesto por butifarra de pato con trinchado y emulsión de ajos.

 

Pero tampoco había comido un magret con un toque de queso ibicenco sobre un lecho de piña, como el que hizo Irene Muntaner, ni mucho menos el juego de texturas sabores y colores del magret de pato a las hierbas mallorquinas de la ganadora de esta edición Annge Mohamed. El domingo nos volvió a dejar sin palabras con su postre, un dulce con una base de anchoa, sí sí, anchoa, y una presentación que enamoraría a cualquiera.

 

Buenísimos estaban también el magret con pera de Sergio Hernandez con spaghetti de frambuesa de acompañamiento, el magret festivo con puré de castaña de Leandra Hernandez o el magret con frutas de primavera, castañas y setas de Brais Dominguez.

 

Enhorabuena a todos a los que tuve el honor de valorar, no fue fácil. También a los más pequeños que me sorprendieron con sus creativos tacos. Lo mejor de todo, además de comer tantas cositas ricas, ha sido contagiarme de vuestros sueños. Y vaya chute.

 

Fin de semana entre fogones
Comentarios