jueves. 13.06.2024

Mallorca pone el foco en el turismo de lujo Las Islas Baleares son un destino de vacaciones muy solicitado tanto dentro del territorio español, como fuera de él. Sus aguas cristalinas, la tranquilidad de sus calas, su historia y paisajes son solo una de las cosas que atraen el turismo cada año.

No obstante, en los últimos años, Mallorca ha puesto parte de su atención en una forma de disfrutar de la isla de una manera diferente, mediante el conocido turismo de lujo. Con este se pretende ofrecer una experiencia única.

El cambio de la capital La isla de Mallorca es conocida internacionalmente, pero si hay que hacer referencia a un lugar, la mayoría de los visitantes mencionan su capital, Palma de Mallorca. Siendo esta una de las partes que más visitas recibe cada año. Esta localidad cuenta con una amplia cantidad de edificios, monumentos y zonas de interés, entre los imprescindibles que ver en Palma de Mallorca en un día, o durante el tiempo que decidamos visitarla.

Estas atracciones son de acceso para todos los públicos. Además de ellas, la ciudad ha comenzado a incorporar experiencias exclusivas con un toque de glamour como las que se ofrece en ciertas tiendas de moda, restaurantes o alojamientos. El mejor hotel boutique europeo, en Mallorca Una de las últimas incorporaciones en la ciudad en lo que a turismo de lujo se refiere es el Hotel El Vicenç de la Mar. Un alojamiento en la ciudad mallorquina que ha recibido el premio a mejor hotel boutique europeo en los World Travel Awards.

Considerado un hotel centrado en adultos o niños mayores de 12 años, ofrece una oferta pensada para clientes selectos que buscan una atención única en un ambiente relajante. Equipado con una terraza con vistas al mar, un cine, y hasta un restaurante bajo la tutela del chef Santi Turan, que cuenta con una estrella Michelín. A este se añaden otros lugares pensados para un público que busca algo diferente, como beach clubs o locales nocturnos a los que Ibiza no tiene nada que envidiar.

Entre ellos están el conocido Puro Beach, Purohotel Palma o Beatnik Restaurante & Bar, conocido por su suculenta comida fusión y por contar con la presencia de los mejores DJs del mundo. La transformación que se ha extendido a toda la isla.

 

Pero no solo Palma de Mallorca ha comenzado a ofrecer lugares selectos al público que los busca, sino también otros puntos como la propia Sierra de la Tramuntana. Un enclave natural perfecto en el que se encuentra The Lodge Mallorca. Un nuevo concepto de alojamiento en una reserva natural privada que redefine el concepto conocido como slow luxury que permite la sostenibilidad y la relajación total de aquellos que lo visitan.

Algo que también está haciendo que otras grandes firmas como Radisson se estén planteando abrir uno de sus hoteles en la Perla del Mediterráneo en su nuevo plan de expansión hotelera.  Algo que no nos sorprende teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece Mallorca. Una isla en la que hay sitio para diferente tipo de turismo y visitantes, pudiendo ofrecer un increíble viaje para todos los públicos.

Mallorca pone el foco en el turismo de lujo