sábado. 15.06.2024

Baleares todavía no ha ejecutado el 42,6% del presupuesto correspondiente a los Fondos Estructurales y de Inversiones europeos del 2014-2020. La cantidad sin ejecutar alcanza los 348,7 millones de euros, . Además, dentro del presupuesto sin ejecutar, la comunidad no ha destinado 62 millones, un 7,52% del presupuesto total, de acuerdo a los datos públicos de la Dirección General de Política Regional y Urbana de la Comisión Europea con fecha de 4 de octubre 2023.

Extrapolando los datos a todo el Estado, España todavía no ha materializado 29.817 millones de euros de esos fondos de los 75.000 millones correspondientes a esos fondos, lo cual representa el 40% del total de la partida, convirtiendo a España en el país con peor porcentaje de tasa de absorción de los fondos de toda la Unión Europea.

En el otro lado de la balanza se encuentra Portugal, con un 97% de tasa absorción de los fondos que, además, tiene destinados 9.634 millones de euros extra a diversos proyectos.

La gravedad de los datos no reside solo ni en la cuantía ni en el porcentaje, si no en el hecho de que el plazo para absorber los fondos finaliza dentro de 88 días, el 31 de diciembre de este año. A pesar de que los fondos estructurales cuentan con una regla (regla n+3) que permite declarar gastos relativos a los proyectos hasta tres años después del periodo, el Estado muestra unos datos que le ponen a la cola de la UE, y con menos de 3 meses que permitan revertir la situación.

Volviendo al contexto de la comunidad insular, se han ejecutado poco más de la mitad de esos fondos estructurales 2014-2020. Además, hay 62 millones de euros que no se han destinado a ningún proyecto, un 7,52% del presupuesto. Desgranando los datos aportados por la Comisión Europea, la actuación de las Islas Baleares respecto a los fondos procedentes del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) son los más satisfactorios, con un 79% del presupuesto ejecutado.

Los datos son más pesimistas con respecto a los otros fondos estructurales, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y el Fondo Social Europeo (FSE). En el caso del FEDER, se ha destinado el 87% del presupuesto, aunque solo se ha ejecutado un 50%. Los datos del FSE reflejan que se ha destinado casi la totalidad de la partida presupuestaria (97%), aunque solo se han ejecutado el 53%.

Las cifras mostradas hasta ahora corresponden a los fondos estructurales del periodo 2014-2020, sin embargo, ya se conoce la partida presupuestaria con la que contarán la Islas Baleares para el periodo 2021-2027, a raíz del Acuerdo de Asociación aprobado el pasado de diciembre.  En esta nueva etapa, las Islas Baleares percibirán 247 millones de euros del FEDER y 170 millones del Fondo Social Europeo + (FSE +).

Juanma Revuelta, CEO de Finnova, apunta a varios factores que explican la baja absorción de los fondos, señalando la falta de foco político sobre este asunto. En esta línea,

Revuelta afirma que ha habido una falta de priorización a nivel gubernamental en todos los niveles, hecho que explica la baja tasa de absorción de los fondos. “El gobierno anterior presidido por Francina Armengol, no ha sabido aprovechar el potencial de las islas como centro de innovación y turismo. En 2009, Microsoft abrió en Palma de Mallorca el Microsoft Innovation Center de Tecnología y Turismo, convirtiendo a la capital en un centro de referencia en materia de turismo a nivel mundial. Sin embargo, una de las primeras decisiones de Armengol fue desmantelarlo. Y no es un caso aislado, sino que se han desaprovechado más oportunidades para fortalecer la industria turística y la innovación en las Islas”.

Revuelta se refiere a que las Baleares fueron una de las seis comunidades que no presentaron proyectos para la creación de incubadoras de alta tecnología de la Fundación INCYDE, proyectos que podrían haber fomentado la innovación y la transferencia de la tecnología a las micropymes.

Otra de las razones que Revuelta destaca es la escasez de programas para instruir a los gestores públicos y a los funcionarios en estos ámbitos, un hecho que dificulta la tramitación que conllevan las ayudas. Revuelta reconoce que la gestión de esos fondos no es una tarea sencilla, por lo que “hay que dotar a los funcionarios de las herramientas necesarias para que puedan realizar de manera adecuada los trámites relativos a las ayudas”.

Por otra parte, Revuelta afirma que los instrumentos de partenariado público-privado tampoco están realizando una buena labor a la hora de comunicar las oportunidades que pueden ofrecer los fondos europeos para los ciudadanos.    

El CEO de Finnova insiste en la potencialidad de las Islas Baleares que “deberían utilizar fondos europeos para convertir a Mallorca en un living lab de buenas prácticas hotelero- turísticas. El sector turístico es prioritario para las islas y destinar dinero a energía, agua y economía circular en Turismo sería un gran acierto”. Un ejemplo de utilización de fondos europeos en Turismo es el proyecto europeo FU-TOURISM 5.0 - Future-Ready Business Support Ecosystem for Tourism SME Transition to Green and Digital Resilience;, un proyecto COSME que busca desarrollar un ecosistema de apoyo para las PYME turísticas, promoviendo una mayor cooperación en materia de innovación entre estas empresas, las incubadoras y aceleradoras.

Financiado con 4 millones de euros por el programa COSME y una duración de 36 meses (3 años), el proyecto en el que participa el Consell Insular de Menorca pondrá en marcha un programa de aceleración que identificará y apoyará a un total de 102 pymes turísticas de los seis países europeos que forman parte del proyecto a través de servicios de apoyo a la sostenibilidad, la digitalización, los modelos de negocio inclusivos y una ayuda financiera directa”, explica.

Los nuevos ejecutivos regionales van a tener que gestionar el dinero a utilizar de los fondos estructurales europeos correspondientes al periodo 2014-2020 y el correspondiente al periodo 2021-2027, sumado a los proyectos aprobados por medio del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR). El MRR es la herramienta principal de los fondos NextGenerationEU (NGEU),  el instrumento de recuperación temporal para apoyar la recuperación económica de la pandemia de coronavirus, y constituye alrededor del 90% del presupuesto total de los NGEU. El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia concede subvenciones y préstamos para apoyar reformas e inversiones en los Estados miembros de la UE por un valor total de 723.800 millones de euros.

A fin de recibir fondos en el marco del MRR, los Estados miembros deben elaborar planes de recuperación y resiliencia.

Las Islas Baleares han recibido 961 millones de euros de NGEU

Volviendo a la financiación de los fondos NextGenerationEU, el Gobierno español envió a principios de junio la adenda al Plan de Recuperación enviado en julio del 2021, la segunda fase de las ayudas europeas de los fondos NGEU que le permitirá recibir los 94.300 de euros restantes de los 160.000 millones que le corresponden a España de los NGEU. A finales del año pasado, la ministra Calviño ya expuso un primer borrador de esta adenda, y el gobierno ha estado trabajando en este documento con las comunidades autónomas, los agentes sociales y grupos parlamentarios, para poder presentarlo antes del plazo de vencimiento.  

Con respecto a la recepción de los fondos NGEU, España ha recibido hasta la fecha tres pagos, equivalentes a 37.000 millones de euros.

Centrándonos en Baleares, se le han asignado a fecha del 23 de mayo de este año 961 millones de euros. La comunidad insular tiene hasta finales de este año para comprometer los 961 millones de euros y cualquier tipo de ayuda extra perteneciente  a la primera fase del Plan de Recuperación, y debe ejecutarlas antes del 2026.

Además de estas cifras, el Estado llegó a un acuerdo con la Comisión Europea llamado Acuerdo de Asociación, por el cual España recibirá 36.682 millones de euros de los fondos europeos correspondiente al periodo 2021-2027, de los cuales, la comunidad recibirá 417 millones.

Finnova es la fundación hispano-belga sin ánimo de lucro con sede en Bruselas y España, que trabaja para la promoción y el desarrollo de la innovación y el emprendimiento en la UE. La experiencia de Finnova en liderar actividades de comunicación y difusión de proyectos europeos se combina con una sólida trayectoria demostrada en programas de creación de empresas y apoyo al emprendimiento, como aceleradoras, incubadoras y eventos, así como su compromiso con la formación y la  empleabilidad de los jóvenes.

Baleares tiene 90 días para ejecutar 350M€ de fondos europeos