miércoles. 19.06.2024

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, y la directora general de Recursos Hídricos, Joana Garau, han presentado los datos sobre las reservas hídricas de las Illes Balears para el mes de marzo, donde se pueden observar los efectos de la borrasca Juliette sobre los recursos hídricos.

Así pues, las reservas del archipiélago se sitúan al 62% en marzo, nueve puntos más que el mes anterior y en una situación global mejor que la del año pasado, cuando se situaban en un 58%.

Por islas, las reservas suben un 12% en Mallorca (del 52 % al 64 %), tres puntos en Formentera (del 31% al 34%) y dos en Eivissa (del 49% al 51%). Menorca se mantiene a 59%.

En cuanto a las Unidades de Demanda (UD), no hay cambios respecto del mes anterior: Cinco se encuentran en escenario de prealerta (Artà, Manacor-Felanitx, Palma-Alcúdia, Pla y Eivissa) y las otras cinco en escenario de normalidad (Menorca, Migjorn, Tramuntana Norte, Tramuntana Sur y Formentera).

Ante estos datos, el conseller ha expresado que «es una buena noticia para los recursos hídricos de estas islas y para la recuperación de los acuíferos, pero no podemos relajarnos ante las cifras buenas de este mes». «El estrés hídrico que sufre el archipiélago viene de lejos y, si miramos con perspectiva los datos veremos que los recursos han mejorado en global, pero que la situación es peor que el año pasado en Eivissa y Formentera y algo mejor en Mallorca y en Menorca», ha explicado Mir, quien ha añadido que «el Pla lleva en situación de prealerta de sequía de forma ininterrumpida desde febrero de 2021».

Por su parte, Garau ha subrayado que, «vista la situación actual y las pocas precipitaciones del mes de marzo, es probable que el mes de abril las reservas bajen y que las unidades de demanda de Migjorn y Formentera entren al escenario de prealerta». En este sentido, la directora general ha querido destacar la mejora en las reservas hídricas «sin olvidar que, desde las instituciones, ciudadanía y sectores económicos tenemos que ser responsables y cuidar un recurso tan escaso como la agua»

.

En cuanto a la información de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), los datos indican que marzo ha sido un mes muy seco en Balears, con una media de 6,9 l/m2 hacia los 33,1 l/m2 de la histórica, un 79% menos de precipitaciones.

Por islas, ha sido un mes muy húmedo en Formentera (27,6 l/m2 respeto los 16,8 l/m2 de media histórica), normal en Eivissa (27,7 l/m² vs. 23,7 l/m²), y muy seco en Menorca (6,6 l/m2 vs. 33,2 l/m2) y Mallorca (3,0 l/m2 vs. 34,9 l/m2) .

En el caso del porcentaje de precipitación interanual, en las Illes Balears se sitúa en un 6% por encima de la media. Concretamente, en Menorca un 23% más de precipitación, en Mallorca un 4% más y a las Pitiüses queda dentro de la media.

Hay que tener en cuenta que, desde que se recogen los datos de la Albufera (1987), este es el primer mes de marzo sin precipitaciones y a la estación de Pollença es el segundo desde 1947 que empezaron los registros.

Las reservas hídricas de las Illes Balears se sitúan al 62%