miércoles. 28.02.2024
EMPLEO

Los convenios colectivos españoles recogen la menor subida salarial de la eurozona en 2023

España se situó como el país de la eurozona en el que menos se incrementaron los salarios en los convenios colectivos negociados, en torno a un 4%, por lo que no se ha producido una transmisión fuerte de la inflación a lo que cobran los trabajadores.

 La mayor duración de los convenios colectivos, que en el caso de España es de unos tres años, hace que el crecimiento salarial sea menos sensible a las perturbaciones macroeconómicas. (Archivo)
La mayor duración de los convenios colectivos, que en el caso de España es de unos tres años, hace que el crecimiento salarial sea menos sensible a las perturbaciones macroeconómicas. (Archivo)

España se situó como el país de la eurozona en el que menos se incrementaron los salarios en los convenios colectivos negociados en 2023, en torno a un 4%, por lo que no se ha producido una transmisión fuerte de la inflación a lo que cobran los trabajadores, según el BCE.

El Banco Central Europeo (BCE) ha publicado este viernes un estudio sobre los salarios negociados en la zona euro, que comenzaron a repuntar en 2022 debido a la inflación y la escasez de la mano de obra en algunos sectores.

En el caso de los convenios colectivos firmados durante 2023, recogen un aumento de los salarios de en torno a un 4,5% en los próximos 12 meses en la eurozona, porcentaje que baja hasta el alrededor del 4% en el caso de España, lo que sitúa al país por debajo de la media y a la cola en esta variable.

En total, alrededor del 49% de los trabajadores monitoreados por el BCE renovaron sus convenios colectivos en 2023, porcentaje que baja hasta menos del 40% en el caso de España.

En el informe, el BCE ha concluido que las retribuciones en España no son tan dinámicas como en otros países de la región, debido, entre otras variables, a la duración de los convenios colectivos.

Según el BCE, la mayor duración de los convenios colectivos, que en el caso de España es de unos tres años, hace que el crecimiento salarial sea menos sensible a las perturbaciones macroeconómicas, por lo que su transmisión tarda más tiempo en completarse.

De hecho, mientras que el alza de los salarios de la eurozona alcanzó su máximo en otoño de 2022 y actualmente oscila en torno a un 4% anual, en el caso de España ha llegado a su punto más alto en la actualidad.

Por lo tanto, frente a los saltos bruscos que se han producido en Austria, Francia o Grecia, las presiones salariales han aumentado de forma constante y mucho más lentamente en España y otros países de la eurozona como Italia.

En el caso de España, además, los convenios firmados en otoño de 2021 -que incluyen un crecimiento mucho menor a los alcanzados después del inicio de 2022- siguen desempeñando un papel importante en el país.

A ello se suma que el crecimiento del salario negociado en convenios colectivos en el país ha tenido una tendencia al alza muy lenta desde 2013.

El BCE ha señalado también que, en España, la gama de incrementos salariales es especialmente amplia, lo que podría reflejar el carácter muy descentralizado del proceso de negociación colectiva y, por tanto, la posición más débil de los sindicatos; así como el papel importante que desempeñan los factores específicos de la empresa en las negociaciones.

Los convenios colectivos españoles recogen la menor subida salarial de la eurozona en 2023