jueves. 22.02.2024

Europa discrimina a Mallorca, encareciendo el coste del transporte marítimo para disminuir las emisiones de CO2 y por superar los 200.000 habitantes.

El transporte de mercancías hacia Mallorca se encarecerá el año que viene por la aplicación de una directiva europea que penaliza las toneladas de CO2  emitidas por los buques y cuyo fin es acelerar la descarbonización de las navieras para 2050.

El hecho es que Mallorca será la única isla de España en donde se aplique esta tasa ya que el resto de islas  quedan exentas por no superar los 200.000 habitantes o bien contar con la denominación europea de región ultraperiférica. Esta norma obligará a los armadores a pagar por las toneladas de CO2 emitidas por sus buques con el objetivo de limitar progresivamente dichas emisiones.

El presidente de la Agrupación Empresarial de Transporte de Mercancías-FEBT, Ezequiel Horrach, ha expresado su preocupación porque de aplicarse dicha directiva a partir del 1 de enero de 2024, las navieras deberán abonar los derechos de emisión equivalentes al volumen de CO2 por el 40% del total de CO2 emitido, en las rutas entre Mallorca y la península, y resto de Europa, encareciendo por tanto para el usuario final de Mallorca el transporte por vía marítima con origen o con destino a la isla.

La legislación de esta normativa europea, según Horrach, en cambio contempla exenciones hasta finales de 2030 para las conexiones con las islas de menos de 200.000 habitantes y regiones como Canarias, dejando fuera de ellas a Mallorca.

De ser así, el Presidente del sector del transporte de mercancías de Baleares, ha manifestado que los portes que deberá asumir el usuario final, bien se trate de empresas o particulares, sufrirán además un incremento notable de forma progresiva hasta 2026, año en el que las navieras deberán abonar este recargo por el 100% de las emisiones declaradas, repercutiendo negativamente en la competitividad de la isla de Mallorca, respecto no tan solo al resto de la península por el hecho insular, sino también en comparación con el resto de islas españolas.

Es por ello que Horrach ha puesto en conocimiento del Govern Balear, tras un reciente encuentro con la Presidenta Margalida Prohens, dicha problemática, solicitando del ejecutivo autonómico que la traslade al Gobierno Central y a la Unión Europea, así como instar a esta última para que aplique una exención de la mencionada directiva europea para Mallorca, a partir del próximo día 1 de enero de 2024.

El transporte de mercancías a Mallorca se encarecerá en 2024 por un impuesto de Europa