martes. 16.08.2022
URBANISMO

Más presión sobre las ilegalidades urbanísticas en espacios naturales protegidos

Un convenio entre el Consell de Mallorca y el Govern permitirá agilizar los trámites para expedientar infracciones

La Agencia de Defensa del Territorio (ADT) y la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca han firmado un protocolo de colaboración en inspección y vigilancia de los espacios naturales protegidos, que permitirá agilizar la actuación cuando los agentes de medio ambiente detecten infracciones.


Aunque ya hace más de dos años que las dos instituciones colaboran, el acuerdo formaliza esa relación y fija las pautas sobre inspección y vigilancia de los espacios naturales protegidos y áreas de la Red Natura 2000, ha informado la ADT en un comunicado sobre este acuerdo vigente por 4 años.



El protocolo general de actuación permitirá llevar a cabo acciones de inspección y de vigilancia, intercambiar información entre las instituciones y organizar grupos de trabajo conjuntos, siempre respetando las competencias propias de cada institución.



Para organizar esa coordinación, se creará una comisión de trabajo, formada por el Servicio de Agentes de la Conselleria balear de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca y de la Sección Técnica de la ADT, que promoverá los diferentes procedimientos de actuación conjunta.



El director gerente de la ADT, Bartomeu Tugores, ha explicado que hasta ahora, si llegaba una denuncia por parte de los agentes de Medio Ambiente, poder actuar contra ella suponía que se pudiera ejecutar en tres meses. Tugores ha añadido que "para cambiarlo, se ha puesto en marcha este sistema con los agentes que supone una comunicación inmediata".



Por su parte, el conseller de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vicenç Vidal, ha defendido que el protocolo "ata" esa necesidad de "defender, denunciar y paralizar lo más rápido posible, actuaciones ilegales dentro los espacios naturales protegidos". "Ganamos todos", ha añadido, ya que tanto los agentes como la ADT se ven reforzados al colaborar en ese objetivo común.



La consellera de Territorio e Infraestructuras del Consell de Mallorca y presidenta de la ADT, Mercedes Garrido, ha manifestado que "el acuerdo no busca sancionar ni recaudar sino hacer una labor preventiva y evitar que haya infracciones en suelo rústico protegido".

Más presión sobre las ilegalidades urbanísticas en espacios naturales protegidos
Comentarios