jueves. 29.09.2022
VIVIENDA

Los deshaucios de pisos de alquiler se disparan en Palma

Antoni Noguera vuelve a alertar del problema de las famílias para encontrar alquileres a precios asequibles a pesar de tener ingresos
/img/periodico/img_16710.jpg

El Ayuntamiento de Palma ha querido sacar pecho del trabajo hecho a través de la oficina antideshaucios desde que se puso en marcha en julio de 2015. Ha sido el teniente de alcalde de Urbanismo y Vivienda Digna y próximo alcalde, Antoni Noguera, quien ha presentado los resultados.

 

En estos casi dos años de trabajo se ha detectado un cambio de tendencia muy evidente y es que el número de expedientes trabajados de alquileres ya supera el número de expedientes hipotecarios.


 

Este aumento ha sido exponencial si se tiene en cuenta que los casos deshaucios por alquileres han aumentado un 107% desde el 2015, hasta llegar a la cifra de 438 expedientes con lanzamientos programados de alquiler, respecto a 93 de expedientes hipotecarios.



654 es el total de expedientes de desahucios parados desde el 2015 que ha gestionado con éxito la Oficina. Esta cifra es la suma de los lanzamientos parados (ya sean de alquiler o hipotecarios), los códigos de buenas prácticas (CBP) concedidos, la mediación con los bancos, la condonación de la deuda o los alquileres sociales concedidos.



Concretamente, hay que destacar el éxito en la resolución de los lanzamientos aplazados o parados que en el caso de expedientes hipotecarios se sitúa en un 89% y en los alquileres en un 74%.


En relación al número de ayudas para entradas de alquiler, recibidos del agua y la luz o recibos pendientes del alquiler la cifra ha llegado hasta 75.852 euros, de los cuales 41.782 han estado para pagar recibos pendientes de alquiler.


La realidad más preocupante que pone en evidencia el informe de la Oficina Antideshaucios es el aumento de los expedientes de alquiler y la dificultad para encontrar una solución para muchas familias que a pesar de tener ingresos tienen que dejar la vivienda donde viven.

 

El informe expone que en los expedientes del alquiler, en muchos pocos casos se consigue negociar con los propietarios porque los inquilinos puedan quedar. “En la mayoría de casos se tiene que buscar una vivienda alternativa pero es muy complicado porque los precios de los alquileres son muy elevados, y hay familias que a pesar de tener ingresos no pueden acceder a una vivienda a precio de mercado”, explica Noguera.


También se ha incrementado el número de familias que reciben notificaciones de fin de contrato y aunque están al día con el pago no se los renuevan, o bien en caso de que se los quieran renovar los incrementan el precio considerablemente, y la familia no lo puede aceptar porque sabe que no podrá hacer frente.



El perfil mayoritario de los usuarios que acuden a la oficina es de parejas con hijos y familias monoparentales, un 40% y un 13% respectivamente.

Los deshaucios de pisos de alquiler se disparan en Palma
Comentarios