jueves. 18.04.2024

El euríbor a doce meses, el indicador más utilizado en España para calcular las hipotecas variables, cerrará marzo nuevamente al alza, ya que de forma provisional alcanza una tasa media del 3,730%, su nivel más alto desde noviembre.
 

Aunque aún quedan varias sesiones para que finalice el mes, de confirmarse esta tasa mensual, el indicador sumaría su segunda subida, después de que en febrero rompiera con una racha de tres descensos consecutivos.
 

En noviembre de 2023, el indicador bajó hasta una tasa media del 4,022%; en diciembre se redujo al 3,679%; y en enero de 2024, hasta el 3,609%. El mes pasado, el euríbor se elevó hasta el 3,671%.
 

Los analistas explican que el euríbor sube de nuevo en un contexto en el que el mercado ha tenido que ajustar sus previsiones sobre los próximos recortes de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), que ahora sitúan en junio.
 

Hace unos meses, el mercado estimó una rápida bajada de las tasas, y esperaban que se produjera en marzo, lo que llevó al euríbor a situarse muy cerca del 3,5%.
 

Los analistas de Ebury, la 'fintech' global especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas, consideran que en estos momentos los mercados ya descuentan casi por completo un primer recorte de los tipos de interés en junio, y ven un total de entre tres y cuatro bajadas de 25 puntos básicos este año, lo que dejaría el precio del dinero en el 3,75-3,5% a finales de 2024.
 

Por todo ello, dicen, "cada vez parece más claro que las buenas noticias para los hipotecados tardarán en llegar más de lo previsto" y que habrá que esperar hasta junio para que el euríbor empiece a descender de manera significativa, momento en el que se espera que el BCE comience "el tan ansiado ciclo de flexibilización monetaria".
 

Hasta ese momento, añaden, todo dependerá de los datos macroeconómicos, ya que si no cambian el panorama general ni las expectativas del mercado sobre los recortes de tipos, podríamos ver una etapa de estancamiento, en la que el indicador no sufra grandes fluctuaciones.

Por el contrario, si en los próximos meses se produce un repunte de la inflación o de los salarios en la eurozona, esto retrasaría el calendario esperado de los recortes de tipos por parte del BCE, y además podría provocar nuevos repuntes del euríbor, advierten.

Para los mismos expertos, las próximas fechas claves para el euríbor serán el 3 de abril, cuando se publiquen los datos de inflación preliminares correspondientes a marzo, y el día 11, cuando el BCE celebrará su próxima reunión de política monetaria.

Hasta cierre de marzo, prevén un movimiento lateral del euríbor en torno al 3,7% con pequeñas subidas y bajadas.

A más largo plazo, el euríbor podría comenzar a caer de manera significativa a partir de junio, y esperan que se sitúe en torno al 3-3,5% a finales de 2024.

La nueva alza del euríbor traerá noticias positivas a los que revisen su hipoteca de forma semestral, ya que sus créditos se reducirán, y negativas, para quienes lo hagan de forma anual, ya que se encarecerán, aunque de forma leve.

Y es que hace seis meses, en septiembre, el euríbor alcanzó una tasa superior al actual, en el 4,149%.

Por el contrario, hace un año, el indicador era ligeramente inferior, el 3,647%

El euríbor subirá de nuevo en marzo y alcanzará su nivel más alto desde noviembre
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad