lunes. 26.09.2022
URBANISMO

Baleares tiene suelo para más de 144.000 viviendas y 364.000 personas más

El Govern apuesta por preservar el suelo rústico y descarta nuevas clasificaciones de suelo por que hay suelo suficiente para asumir el crecimiento a medio plazo
/img/periodico/img_16799.jpg

 

Con el actual suelo urbano y urbanizable se podrían construir en estos momentos en Baleares hasta 144.460 viviendas aún. Es más se podría asumir una población de 364.505 personas más, lo que representaría el 33% de la población actual.

 

Estos contundentes datos los puso sobre la mesa el conseller de Territorio, Marc Pons durante la presentación  del estudio sobre la capacidad de población y viviendas en el suelo urbano y urbanizable vacante.

 

Por islas, la capacidad de población en el suelo vacante urbano y urbanizable es de 284.269 personas en Mallorca; 35.304, en Menorca; 43.348, en Eivissa y 1.508, en Formentera.

 

Respecto de las viviendas potenciales en este suelo serían: 112.620 en Mallorca; 17.202 en Eivissa; 14.009 en Menorca y 629 en Formentera. Hay una superficie de 2.098,80 hectáreas disponibles en Mallorca; 545,63 hectáreas, en Eivissa; 422,68 hectáreas, en Menorca y 9,13 hectáreas, en Formentera.


 

El estudio, que ha detallado el director general de Ordenación Territorial, Luis Corral, ha sido elaborado por el Servicio de Información Territorial de las Islas Baleares (SITIBSA).


 

Según el Govern con estos datos y el ritmo de crecinmiento poblacional a medio plazo  hay suelo suficiente para responder a las necesidades de la población de las Islas Baleares. Asimismo se apuesta por hacer un esfuerzo claro por preservar el suelo rústico porque hay bolsa de suelo clasificado suficiente para atender este potencial crecimiento.


 

“Con estas cifras y conscientes de la presión humana y de la capacidad en que se encuentran nuestras infraestructuras, está claro que se tiene que hacer un esfuerzo claro por preservar el suelo rústico y no plantearse nuevas clasificaciones de suelo”, ha destacado el consejero.



“Debemos centrarnos en regenerar y dar herramientas para actuar sobre la ciudad ya construida porque el urbanismo ya del presente y del futuro se tiene que centrar especialmente en la revitalización de nuestras ciudades, en la capacidad de adaptarse al crecimiento aquí, no en clasificación de nuevo suelo”, ha insistido el consejero.


 

El conseller también ha resaltado la función social de la vivienda y, en este sentido, ha apuntado la necesidad de potenciar líneas de trabajo que permitan aprovechar este suelo disponible para destinarlo a uso público para viviendas de protección oficial.


 

Así, Pons ha recordado, en esta línea, que la futura ley urbanística de las Islas Baleares prevé mecanismos para hacer aflorar el suelo disponible, así como para garantizar que una parte del mismo se destina a vivienda pública de protecció y, también, que la ley de vivienda actúa sobre las viviendas vacías, estableciendo medidas para que puedan ser puestas a disposición de la Administración para ser destinadas a alquiler social.

Baleares tiene suelo para más de 144.000 viviendas y 364.000 personas más
Comentarios