martes. 16.04.2024

El Consejo Regulador IGP Sobrassada de Mallorca finaliza su participación en Alimentaria 2024. La feria celebrada desde el pasado lunes en el recinto Gran Via de Fira de Barcelona, cierra sus puertas tras cuatro días con un excelente balance. 

Andreu Palou Oliver, presidente de la IGP, explica que “estamos muy satisfechos de haber participado en Alimentaria 2024 porque es la feria de alimentación más importante a nivel internacional con más de 3.200 firmas expositoras de 60 países, lo que puede ayudar a incrementar la internacionalización de nuestro sector, la Sobrassada de Mallorca, un producto mediterráneo delicioso, exquisito y a la vez, interesante desde el punto de vista de la sostenibilidad y la salud global”. 

Además, Palou destaca que “este año hemos contado con la colaboración de tres elaboradores, como son El Zagal, Ramaders Agrupats y Embotits Sa Caldera en el stand del Consejo Regulador, en cuyo espacio tienen también cabida otros elaboradores inscritos en la IGP, que se han podido desplazar para reuniones programadas que generan nuevas y mejores oportunidades de negocio y de expansión nacional e internacional de las empresas mallorquinas amparadas por la IGP Sobrassada de Mallorca”. 

En este mismo sentido, Xisco García, director comercial de El Zagal, afirma que “han sido cuatro días de feria donde hemos recibo a muchos de nuestros actuales clientes y colaboradores, y también hemos recibido la visitas de potenciales clientes, sobretodo por exportación”.

Por su parte, Margalida Obrador, gerente de Ramaders Agrupats, señala que, “es el primer año que asistimos a la feria de Alimentaria y nuestra valoración es positiva, porque hemos podido tener reuniones con clientes actuales y también con potenciales nuevos clientes”. Mientras que Miguel Flores, de Embotits Sa Caldera, indica que, “este año a la feria ha venido mucha gente interesada en la sobrasada, sobretodo exportadores de otros países con interés en el producto”. 

El stand C631 ha servido de punto de encuentro para establecer valiosas conexiones con productores, distribuidores y profesionales de la industria interesados en colaborar con la Sobrassada de Mallorca. Además, las demostraciones en vivo han atraído a una audiencia entusiasta, proporcionando una oportunidad única para educar sobre la tradición y versatilidad de este producto emblemático con el fin de apoyar la economía local y promover la sostenibilidad. 

“La IGP se establece para ayudar a los productores locales de la isla de Mallorca y es una actividad que afecta a todos los niveles del sector agroalimentario. El valor añadido de los productos de calidad diferenciada, como la Sobrassada de Mallorca, es un valor que la Unión Europea estima en más del doble que el de productos no amparados y que merece mayor apoyo ya que permite, en gran medida, rentabilizar los esfuerzos agrícolas y ganaderos, el ahorro de recursos y el mantenimiento sostenible del sistema alimentario”, añade Palou. 

Tras su paso por Alimentaria 2024, el Consejo Regulador IGP Sobrassada de Mallorca mira con entusiasmo hacia el futuro, proyectando un camino prometedor para este emblema culinario de la isla. Con una base sólida de éxito en eventos como Alimentaria 2024, Sobrassada de Mallorca anticipa un crecimiento continuo en la producción y la consolidación de su posición en el mercado nacional e internacional. 

Por ello, cabe destacar que durante los meses de enero y febrero de 2024 la comercialización de la Sobrassada de Mallorca ha alcanzado los 329.00 kilos de producto, un 2% más que en el mismo periodo de 2023. 

En este sentido, el presidente de la IGP finaliza que “la Sobrassada de Mallorca es el producto alimentario de calidad más emblemático de nuestra isla y uno de los exponentes de la gastronomía mediterránea, con unos orígenes que se remontan a más de dos milenios, cuando el imperio romano dominaba prácticamente toda la región. El buen hacer de los mallorquines, haciendo de la necesidad virtud, es lo que ha permitido conservar y mejorar las esencias de nuestro producto a lo largo de los años. Más recientemente, ha sido el compromiso de los elaboradores inscritos en la IGP, reconocida en la Unión Europea desde 1996, lo que ha permitido elevar al máximo la calidad de nuestra Sobrassada de Mallorca, consiguiendo la merecidísima reputación que ya ha alcanzado, por la delicia que supone consumir este producto y porque, además, constituye un exponente de la sostenibilidad de nuestro sistema alimentario”.

Andreu Palou: "Alimentaria es un escaparate para incrementar la internacionalización de...