lunes. 20.05.2024

A finales de 2016 casi nadie sabía lo que era Bizum, la solución de pagos inmediatos a través del móvil creada aquel año por la banca española, pero su uso se extendió tan rápido que "te hago un bizum" se convirtió muy pronto en una expresión coloquial, casi con la misma fuerza que un verbo, como "wasapear".

Con más de 25 millones de usuarios, la mitad de la población española, este enorme éxito social y el gran aprecio mostrado por los usuarios desde el minuto uno son los mayores motivos de orgullo de los creadores de Bizum, explica su director general, Ángel Nigorra.

Pero el secreto del éxito, destaca, es el gran espíritu de colaboración mostrado desde el principio por todos los actores implicados en la creación de Bizum: las 38 entidades bancarias adheridas, las tres grandes redes de infraestructuras bancarias      -Redsys, Iberpay y Cecabank- que lo soportan y la propia empresa.

En la compañía también están muy satisfechos con los resultados, ya que lograron salir de pérdidas en 2022 y se encaminan a encadenar su segundo ejercicio con ganancias, que podrían estar ligeramente por encima de los 2,767 millones de euros obtenidos el año pasado, explica Nigorra, sin dar más pistas.

"Nuestra vocación es seguir así (ganando dinero) y ser una compañía sostenible", añade Nigorra, que recuerda, no obstante, que el objetivo de Bizum no es dar beneficios, sino ofrecer servicio a los bancos y a los clientes.

Creada en octubre de 2016 como un servicio de pagos entre personas, la compañía fue ampliando posteriormente su oferta al comercio electrónico, donaciones a ONGs y pagos en puntos de venta de Loterías y Apuestas del Estado.

Actualmente, ya son más de 57.000 los comercios "on line" que aceptan Bizum, y más de 9.000 las asociaciones sin ánimo de lucro o causas sociales que tienen un código de donación.

Según los últimos datos disponibles, en los diez primeros meses de 2023, los usuarios de Bizum hicieron 710 millones de operaciones entre particulares, en las que movieron 39.000 millones de euros, en tanto que realizaron 22 millones de compras en tiendas "online", por un importe de 1.200 millones de euros.

Solo en noviembre, los "bizumers" hicieron una media de 32 operaciones por segundo, hasta los 2,75 millones diarios, aunque el récord del año y de los siete años de trayectoria de la plataforma se batió el pasado 1 de diciembre, con 4,2 millones de "bizums" en un solo día.

Asimismo, durante el pasado ejercicio, la plataforma canalizó una media de 120.000 compras diarias en comercios "online", con un día de especial intensidad: el 24 de noviembre, el famoso "Black Friday", con 218.00 compras en una sola jornada, más del doble que el año anterior.

Objetivo: poder "hacer un bizum" en cualquier país de Europa

Además de ir incorporando funcionalidades, Bizum quiere que el usuario pueda llegar a resolver todos sus pagos entre particulares con esta herramienta, explica Nigorra, que añade que ya hay bancos que están ofreciendo la posibilidad de pagar con Bizum a profesionales que acuden a domicilio, por ejemplo un fontanero.

Asimismo, algunas entidades que forman parte de Bizum ya permiten el pago múltiple (transferencia instantánea a varios destinatarios tanto para envío como para solicitud) o la posibilidad de repartir automáticamente entre varias personas una compra previa realizada por un usuario en nombre de todos.

La empresa también ha dado recientemente los primeros pasos para su internacionalización, en concreto para la conexión de sus sistemas con la plataforma italiana Bancomat y la portuguesa MB WAY para que puedan ser utilizadas por los usuarios de los tres países independientemente de dónde se encuentren.

Nigorra espera que esta plataforma, que no será una empresa nueva sino una alianza, haga sus primeras pruebas a finales de este año y funcione ya con normalidad en 2025 para los clientes, que suman actualmente unos 42 millones entre los tres países.

Las tres soluciones están abiertas a integrar a más países europeos y de hecho ya ha habido contactos, aunque aún no hay nada decidido en firme, explica el ejecutivo.

El primer objetivo será conectar las redes de pago entre personas (P2P) en 2024 y continuar avanzando más adelante en otras soluciones, como las transferencias de personas a empresas (P2B).

La interconexión de las plataformas de pagos inmediatos va en línea con las medidas que quiere impulsar la Unión Europea (UE), que en noviembre de 2023 acordó modificar la legislación para garantizar que las entidades ponen a disposición de sus clientes este tipo de transferencias instantáneas, recuerda el director de Bizum.

La interoperabilidad de las tres plataformas se basará en los estándares de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA) y de hecho, todas forman parte de la Asociación Europea de Sistemas de Pago Móvil (EMPSA), creada en 2019 con el objetivo de establecer un sistema de pago europeo "integral, escalable y soberano", con la interconexión de los principales sistemas de pago nacionales existentes.

Avanzar en la identificación digital

Otra de las líneas de trabajo de Bizum, anunciada recientemente, es la identificación digital, que permite al usuario registrarse en comercios "online" y otras empresas aprovechando la pasarela de Bizum y garantizar así la fiabilidad de los datos del cliente.

De esta forma, al entrar en la tienda "online" donde vamos a hacer la compra, clicamos en el botón que pone "accede con Bizum", rellenamos los datos que nos piden, y la tienda solicita el consentimiento a nuestro banco, que a su vez nos lo notifica a través de la aplicación..

Una vez que damos el consentimiento y se hace la compra, la web de la empresa en cuestión memoriza los datos del cliente y no es necesario facilitarlos de nuevo en futuras operaciones.

Ayudar con la implantación del euro digital

Respecto al futuro, Nigorra considera que Bizum podría tener un importante papel si finalmente se hace realidad la implantación del euro digital, cuya emisión estudia el Banco Central Europeo (BCE) y que de hecho está en preparación desde el pasado octubre, una fase que durará unos dos años.

En el caso de que se emita el euro digital, Bizum pondría a disposición su éxito y su experiencia al servicio de los bancos, de forma que pudieran aprovechar las infraestructuras ya existentes y, lo que es casi más importante, sacar ventaja del enorme nivel de adopción que tiene, más de 25 millones de clientes a los que podría llegar la nueva divisa.

De hecho, explica Nigorra, en la prueba de concepto que hizo la banca española y en la que participó Bizum, el enfoque fue precisamente este: que Bizum permitía convivir a los euros comerciales y al digital y cómo podía manejar ambos tipos de forma simultánea.

"Te hago un bizum": la frase que lo cambió todo en los pagos entre particulares